Compartir

Ricardo Piñeyrúa, exdirector del club deportivo de AEBU durante dos períodos, visitó Camacuá y Reconquista la semana pasada para contar su historia en el sindicato, cómo llegó, por qué se fue y un sinfín de anécdotas.

Al “Profe” le tocó estar en una época complicada, la de la dictadura militar. En ese entonces, cuenta, “en AEBU éramos todos dirigentes”. “Los funcionarios asumíamos las responsabilidades que hubiera que asumir. Fue un período de mucho compromiso. La horizontalidad en las relaciones era brutal”, agregó.

Recordó también los Juegos de AEBU, una iniciativa que también marcó esa época. “Fue una locura. Teníamos más de mil personas jugando”, manifestó.

Fiel a sus ideales, a comienzos de los 90 Piñeyrúa dejó la dirección del club. “Yo no soy fácil, en el sentido que yo defiendo mucho lo que pienso”, se describe.

Sobre las políticas deportivas públicas, el hoy periodista deportivo dijo que en materia social “nadie hizo tanto como estos tres gobiernos del Frente Amplio.

Sin embargo, aclara: “Yo tengo una discrepancia con el gobierno en el área del deporte, porque no han comprendido la importancia que tiene el deporte profesional. El deporte profesional es lo que tira para arriba. El Estado uruguayo deja abandonado a manos de empresarios inescrupulosos el manejo del fútbol y del básquetbol. Es vergonzoso”.

Compartir