Compartir

“Soy un agradecido a AEBU porque las primeras armas las hice en AEBU”, afirma Sebastián Urrutia, hoy preparador físico de la selección uruguaya de fútbol, jefe del área en la sub 20 y asistente en la mayor.

Antes, en sus inicios, estuvo trabajando en el baby fútbol de AEBU, al cual considera “una isla“, y hasta jugó en AEBU Universitario saliendo campeón.

Luego tuvo la chance de ingresar al Complejo Celeste, donde conoció  Óscar Tabárez, el líder de las selecciones. “Es una esponja, continuamente está absorbiendo información de todo su entorno. Es un tipo totalmente alegre”, lo describe.

Urrutia asegura además que “las citaciones del Maestro no son casualidades” y habló del objetivo que tiene el proyecto: “Intentamos tener planificado todo lo que se puede planificar y darle un orden al trabajo. Después tener que sustentar todo lo que planificás con resultados”.

Recientemente, Urrutia estuvo con la sub 20 campeona del Sudamericano en Ecuador y en la entrevista con Cuerpo y Alma contó cómo preparó físicamente al equipo para jugar en la altura. “El que más me sorprendió fue Agustín Canobbio, rompió todos los relojes”, confesó.

Luego del título, recibió un reconocimiento junto a Diego Estavillo de parte de la Asociación de Preparadores Físicos,. “Es un honor. Es un reconocimiento increíble, me recontra emocioné“, expresó al respecto.

Compartir