Compartir

CyR: Entevista a Leonardo Di Doménico y Eduardo Larralde

El Ing. Agr. Leonardo Di Doménico y el Ec. Eduardo Larralde, los representates de los trabajadores activos en el Consejo Honorario de la Caja Bancaria, visitaron Camacuá y Reconquista este lunes para charlar sobre las características del organismo de seguridad social que tiene el sistema financiero.

El 2008 fue un año clave en el tema porque se aprobó una reforma que cambió la estructura de aportes a partir del 2009. “Una reforma que fue innovadora y revolucionaria porque ataca algunos de las debilidades generales de la seguridad social: tanto el envejecimiento de la población como la merma de trabajadores en relación a la cantidad de pasivos”, señalaron.

“Este nuevo diseño contributivo mantuvo los equilibrios en cuanto a la porción del aporte de cada agente. Todos pusimos más, pero ponemos la misma porción que antes de la reforma. Nadie se vio sobrecargado respecto al esquema anterior, a pesar que todos ponemos más”, agregaron.

Además, marcaron dentro de las peculiaridades de la Caja, “su autonomía material y financiera, lo cual permite afirmar su autonomía política”.

“La institucionalidad no solo nos legitima a la hora de gestionar los recursos previsionales, sino que nos fortalece a la hora de relacionarnos con otro instituto de seguridad social, con las autoridades y con las fuerzas vivas del país”, sentenciaron.

Sobre nuestras espaldas recae una gigantesca responsabilidad“, tienen claro Di Doménico y Larralde, que también conversaron sobre las proyecciones a futuro del organismo.

“Las proyecciones nos dicen que a partir del año 2020 comienza una importante baja de cotizantes activos y que en un período de 10 años va a haber 7000 cotizantes menos”, detalló Di Doménico.

Larralde, por su parte, dejó en claro que “cualquier sistema de seguridad social que base su contribución en algún gravamen a las unidades físicas de trabajo está cuestionado”. Por eso, “hay que apuntar a otra fuente de financiamiento“.

Esa otra fuente son “ingresos que dependen de la evolución del negocio” y que van a ser “determinantes para amortiguar las contradicciones o los conflictos de carácter demográfico”.

“Puede haber disminución de trabajadores en el futuro, pero la Caja igual va a tener ingresos porque el negocio va a tener una evolución natural, va a crecer”, afirman los representantes de los trabajadores.

Por último, Di Doménico y Larralde señalaron que “la Caja Bancaria a nivel mundial es pionera en buscar mecanismos de recaudación que graven a la actividad”, y recalcaron que “la inclusión financiera determinó un aumento en los ingresos de la Caja Bancaria“.

Compartir