La Escuela de Artes y Artesanías ‘Pedro Figari’ sufrió este año un duro revés, con la separación de sus dos sedes (Peatonal Nuestra Señora de la Encina y Peatonal Sarandí) como institutos separados y el cambio de nombre de una de ella a escuela técnica.

Desde que conocieron la noticia, docentes, funcionarios y estudiantes de la Escuela, nucleados en lo que llaman Colectivo Figari, comenzaron a movilizarse en contra de estas resoluciones, para las cuales no fueron consultados, y que entienden perjudiciales para la Escuela y su funcionamiento.

Dos de sus integrantes, Federico Bianco y Graciela Irago, estuvieron en La Trama para contar el origen del conflicto y cuáles son sus reivindicaciones, para las cuales ya adelantaron seguirán luchando bajo el lema de “una sola Escuela“.