Luego de conocida la condena al expresidente de Brasil, Lula da Silva, por parte del Tribunal Supremo, Camacuá y Reconquista se comunicó con el secretario regional de UNI Américas, el brasileño Marcio Monzane, quien calificó la situación como un golpe “muy duro y muy terrible para la democracia brasileña”.

Además manifestó que “hay una ofensiva conservadora y antidemocrática“, y que se está dañando la presunción de inocencia escrita en la constitución brasileña. Ahora, “todo brasileño nace en Brasil culpable, y para no ser condenado tiene que probar su inocencia”.

Sobre lo que se vive en las calles del país norteño, Monzane contó que “al conjunto de la gente le parece que hay un sentimiento de injusticia”, y por tanto “el movimiento sindical tiene el rol de transformar el sentimiento de injusticia en movilización“.

El dirigente sindical llamó a “recuperar el gobierno y la democracia. El balón está en nuestro campo para hacer lo que tenemos que hacer“.