En el año 2013, unos 150 trabajadores del banco Bandes eran reubicados en distintos bancos oficiales, por intermedio de un acuerdo entre el gobierno, AEBU y los propios bancos. Algunos -la mayoría- ingresaron al Banco República y al Banco de Seguros del Estado, y 7 compañeros entraron al Banco Central del Uruguay.

Estos siete compañeros, a diferencia de todos los demás, no lo hicieron en calidad de administrativos, sino como auxiliares de servicios, lo cual provocó “cambios en su trabajo y en su salario“, según explicó a Camacuá y Reconquista el presidente de la Comisión Representativa del BCU, Marcelo Ronchi.

Ronchi explicó que el escalafón de servicios topea su GEPU, incluso para algunos de los compañeros que en los hechos realizan tareas administrativas, o que ya las realizaban en el Bandes. “Este proceso lo venimos llevando hace casi 5 años. Hicimos infinidad de gestiones“, recordó el dirigente.

La última de las gestiones fue en el Ministerio de Trabajo la semana pasada. “Convocamos al ámbito bipartito y allí presentamos una propuesta que a nuestro juicio es muy buena y soluciona los problemas planteados. El Banco la semana pasada respondió negativamente, y ni siquiera dio margen a la más mínima negociación. Eso nos llevó a activar la cláusula“, detalló el presidente de la Representativa.

La cláusula de prevención de conflictos fue aprobada por unanimdad en el último Consejo de Banca Oficial y este jueves comenzará a regir su plazo de siete días para que el Ministerio de Trabajo convoque a una nueva reunión. “Intentaremos llegar a un acuerdo por la vía de la negociación, que es la vía que apuesta el sindicato desde siempre“, sentenció Ronchi.