El próximo 21 de setiembre se cumplirán 100 años del nacimiento de José Luis “Tola” Invernizzi, un artista plástico integrante de la generación del 45 que marcó una época, y una referencia social y cultural para la ciudad de Piriápolis.

En dicho marco, este jueves se hará una doble presentación en el Museo Nacional de Artes Visuales: se expondrá su cuadro ‘Via Crucis‘, uno de los más emblemáticos de su obra, y se lanzará la reedición del libro ‘Tola Invernizzi, la rebelión de la ternura‘, del escritor Carlos María Domínguez.

En La Trama conversamos con Domínguez sobre este acontecimiento y sobre la vida del “Tola”, a quien definió como “un hombre con muchas dimensiones“. Entre ellas destacó que fue pintor, bohemio, contrabandista de diamantes, profesor, calculista, constructor y edil.

Siempre estuvo reñido con la moral pequeño burguesa de este país. Vivió la vida como una aventura de la intensidad“, agregó Domínguez. “Él no respetó los ritos de la circulación pictórica de la época. No pintaba para mostrar, sino para decir“, sentenció su biógrafo.