Cuestas: “Tenemos como objetivo el Mundial”

Cuestas: “Tenemos como objetivo el Mundial”

Compartir

Luego de una gran temporada de carreras de calle, donde ganó muchos primeros premios, el corredor Nicolás Cuestas disputó la semana pasada el Sudamericano de Media Maratón en Montevideo, consiguiendo la medalla de bronce.

Ahora, este fin de semana, participará del Gran Prix Darwin Piñeyrúa en la pista homónima, buscando las marcas clasificatorias para el Campeonato Sudamericano en 5000 y 10000 metros.

“5000 es una prueba que, si bien es más corta, el ritmo es mucho más duro”, explicó Cuestas en entrevista con Cuerpo y Alma.

Además sostuvo que el tercer puesto en la media maratón fue “totalmente inesperado, porque la verdad no sabía cómo iba a estar”, sin embargo confesó que “no era un objetivo tan primordial como la pista ahora”.

Tras la competencia en la pista, Nicolás y su hermano mellizo Martín viajarán al norte de Argentina a entrenar en la altura, donde prepararán la maratón del 7 de mayo en Praga.

Allí, Nicolás buscará mejorar su marca clasificatoria para el Mundial de Londres. “Ahora tenemos como objetivo el Mundial y va a ser la última maratón hasta dentro de dos años capaz. Prepararla es muy duro”, sentenció, sin adelantar su cabeza a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El atleta de 30 años dijo que ha aprendido a convivir con el dolor que implican las exigentes pruebas que corre, pero que se siente en forma para ir por más. “Sigo bajando marcas y sigo sintiéndome bien”, sentenció.

Compartir
“Intentamos tener todo planificado”

“Intentamos tener todo planificado”

Compartir

“Soy un agradecido a AEBU porque las primeras armas las hice en AEBU”, afirma Sebastián Urrutia, hoy preparador físico de la selección uruguaya de fútbol, jefe del área en la sub 20 y asistente en la mayor.

Antes, en sus inicios, estuvo trabajando en el baby fútbol de AEBU, al cual considera “una isla“, y hasta jugó en AEBU Universitario saliendo campeón.

Luego tuvo la chance de ingresar al Complejo Celeste, donde conoció  Óscar Tabárez, el líder de las selecciones. “Es una esponja, continuamente está absorbiendo información de todo su entorno. Es un tipo totalmente alegre”, lo describe.

Urrutia asegura además que “las citaciones del Maestro no son casualidades” y habló del objetivo que tiene el proyecto: “Intentamos tener planificado todo lo que se puede planificar y darle un orden al trabajo. Después tener que sustentar todo lo que planificás con resultados”.

Recientemente, Urrutia estuvo con la sub 20 campeona del Sudamericano en Ecuador y en la entrevista con Cuerpo y Alma contó cómo preparó físicamente al equipo para jugar en la altura. “El que más me sorprendió fue Agustín Canobbio, rompió todos los relojes”, confesó.

Luego del título, recibió un reconocimiento junto a Diego Estavillo de parte de la Asociación de Preparadores Físicos,. “Es un honor. Es un reconocimiento increíble, me recontra emocioné“, expresó al respecto.

Compartir
“Siempre que hay una pelota en la arena, trato de acompañarla”

“Siempre que hay una pelota en la arena, trato de acompañarla”

Compartir

No hace muchos años atrás, Uruguay era una potencia mundial en fútbol playa. Dominaba en América, clasificaba siempre a los Campeonatos del Mundo. Llegó incluso a ser vicecampeón del mundo y a estar otras dos veces entre los cuatro mejores.

De esa generación formó parte el golero Leandro Ortiz, hoy con 41 años pero aún en actividad, quien además es hombre de la casa para AEBU ya que hace tiempo se encarga de dirigir y preparar físicamente a distintas categorías de AEBU Universitario.

Además, el año pasado jugó en el equipo de fútbol playa de AEBU y salió campeón del torneo de la Liga Universitaria, despuntando el vicio de su pasión. Tanto es así, que cuando ya no juegue más, Ortiz declaró estar interesado en seguir vinculado este deporte desde el lugar de la formación y la trasmisión de conocimientos.

Con él charlamos en el primer programa de Cuerpo y Alma, sobre su relación con AEBU, sus años dorados en la selección y la dura realidad actual que atraviesa el fútbol playa.

Compartir