Más allá de la alimentación: vecinos y vecinas de Ciudad Vieja sostienen ollas solidarias y espacios de inserción social

Más allá de la alimentación: vecinos y vecinas de Ciudad Vieja sostienen ollas solidarias y espacios de inserción social

[FOTO: Instargram de Merendero Las Bóvedas]

En Lindolfo Cuestas y Sarandí, funciona una olla solidaria que comenzó hace un año, en marzo de 2020. Cecilia, vecina de la zona, contó a Radio Camacuá cómo fue el inicio y el desarrollo de esta acción impulsada por vecinos y vecinas de la zona, desde entonces hasta la actualidad.

«Fue una organización espontánea de Ciudad Vieja, que ya funcionan varias comisiones vinculadas a áreas sociales y culturales, a vivienda y demás y hay bastante organización vecinal». Desde allí surgió la necesidad de organizar una olla para dar el almuerzo los domingos, en base a donaciones de particulares y de organizaciones. Desde el año pasado coordinan en la Red de Ollas.

«Se mantiene una población fija de Ciudad Vieja, de bajos recursos, algunos en situación de calle en el barrio, y muchos vecinos y vecinas que vienen de sus casas». Cecilia cuenta que a lo largo del año pasado hubo momentos en los que varias semanas venía gente de lejos, de otros barrios, «porque no encontraban ollas populares en sus barrios los fines de semana y a Ciudad Vieja llega toda la locomoción; este año se sumó más gente migrante, que hace poco que está en Uruguay».

La olla de Lindolfo Cuestas y Sarandí hizo una pausa en diciembre de 2020 y se retomó en marzo el primer fin de semana de marzo, en 2021. Durante la pausa, se continuó trabajando con la entrega en «un formato tipo canasta» porque el año de trabajo les permitió ir registrando a quienes asistían de forma permanente y a partir de eso, «priorizando familias con niños», con los insumos que les quedaron del acopio, lograron apoyar a esas personas. «La necesidad se siguió sintiendo. Y mucho más, en algunos casos. En verano no hubo turismo, no hubo movimiento. Es muy compleja la situación«.

Cecilia cuenta que en 2021 más personas se sumaron cada fin de semana a la olla, «porque se quedaron sin trabajo o no pudieron trabajar la zafra del verano, o que se retomaron las clases pero los comedores no funcionan, o los tickets de alimentación de Primaria no llegaron… entonces la situación es crítica, acá lo que se siente es que se ha ido profundizando». El primer fin de semana de marzo de este año, cocinaron algo menos, pensando que mucha gente no se había enterado que volverían a la actividad. Ese domingo se sirvieron la totalidad de las 135 porciones que se habían elaborado. El segundo fin de semana se sirvieron 190 porciones; el tercero, 250; y el domingo pasado, más de 300. «Luego de las 300 tuvimos que dejar de contar, porque éramos pocos trabajando en la mesa y perdimos la cuenta. Superamos esa cifra porque fue hasta donde contamos».

Formas de colaborar

Están disponibles los números 099395657 o 099 380146 para hacer donaciones. También se puede colaborar en la elaboración y distribución, acercándose los domingos a partir de las 8 de la mañana, a la esquina de Lindolfo Cuestas y Sarandí.

Cecilia, una de las vecinas que sostiene la olla solidaria en Lindolfo Cuestas y Sarandí

Los sábados, a las 17 horas, en la zona de Las Bóvedas de Ciudad Vieja funciona un merendero. Conversamos con Néstor, vecino de la zona e integrante del grupo que sostiene este espacio. Empezaron en abril del 2020, entorno a cooperativas de vivienda de ciudad vieja. Originalmente estaba orientado a niños y niñas, pero en el inicio se dieron cuenta de «que la propuesta debía ser más amplia». Trabajaron a lo largo de todo el año, en función del apoyo de personas que se acercaron a donar «porque recién este año a nivel institucional se tuvo algún apoyo más sostenido, como la Intendencia de Montevideo (IM) y el Inda», que en febrero y marzo donó algunas cosas, pero no tienen la certeza de que vaya a seguir, como esperan que sí lo haga la IM.

Néstor cuenta que empezaron a ver que era necesario «trascender la merienda, que habían otras necesidades». Consiguieron un espacio, en la zona de Las Bóvedas, facilitado por la IM, donde proyectan este año dar «apoyo escolar a niños y niñas» porque notaron que «el año pasado fue muy complicado» para la enseñanza y este año «las dificultades parece que van a seguir». La idea es intentar que «no queden tan rezagados». Los niños y niñas que asisten al merendero son de Ciudad Vieja, la mayoría de familias inmigrantes, de bajos recursos.

El espacio sólo tuvo un impass las primeras dos semanas de enero y retomaron porque vieron «que la necesidad que había, que tenía la gente no se había atenuado, al contrario, se había agudizado», según explicó Néstor.

Formas de colaborar

Además de donaciones de insumos para la merienda, se puede aportar con tiempo de trabajo, quienes sean docentes pueden sumarse en el proyecto de apoyo escolar. A través del 094610400 o del 099151141 se puede coordinar para hacer llegar insumos para sostener la merienda o ponerse en contacto para aportar en el apoyo escolar a niños y niñas de la zona.

Néstor del merendero en Las Bóvedas, Ciudad Vieja

Cuba: dos vacunas contra Covid 19 entran en fase 3 y podría inmunizar a toda su población este año

Cuba: dos vacunas contra Covid 19 entran en fase 3 y podría inmunizar a toda su población este año

Cuba anunció a través del portal oficial Granma que avanza en el desarrollo de cuatro vacunas contra el Covid 19 y que dos de ellas podrían entrar en fase 3 en marzo de este año. De esta manera, el país afirma así su ambicioso objetivo de inmunizar a toda su población en 2021, unos 11 millones de personas.

Soberana 2 y Abdala son las dos vacunas que se encuentran en fases avanzadas de desarrollo y que de pasar la fase 3 estarían listas para su producción y aplicación masiva. «Nuestro país será uno de los primeros que podrá inmunizar a toda su población», dijo Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, que lidera la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos en Cuba.

En Radio Camacuá hablamos con Juan Cristina, Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de la República (Udelar) y doctor en Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid. Fue decano de la Facultad de Ciencias por dos períodos, de 2010 a 2018. Allí es profesor titular de Virología y dirige el Laboratorio de Virología Molecular. Cristina explicó qué significa el pasaje a la fase 3 de las vacunas y otras particularidades del desarrollo científico en el contexto  actual de pandemia.

[FOTO portada]: BioCubaFarma.
[FOTO audio]: Richard Paiva-UCUR.

AEBU firma en el interior por la derogación de 135 artículos de la LUC

AEBU firma en el interior por la derogación de 135 artículos de la LUC

Conversamos con Martín Ford, secretario de Interior de AEBU, sobre la campaña de recolección de firmas para la derogación de 135 de la Ley de Urgente Consideración (LUC). La campaña AEBU Firma busca acercar materiales a las seccionales y representativas para instalar en el debate público la necesidad de reconsiderar aspectos que fueron aprobados de manera urgente, sin la debida consideración parlamentaria e intercambio.

«Contamos con el apoyo de la Comisión Técnica Asesora, el equipo de jurídica y de la Secretaría de Prensa y Propaganda para generar materiales que luego se envían por cartera, por correo. Desde la Secretaría de Interior tenemos el objetivo de recorrer personalmente las seccionales para, con los debidos cuidados, sin hacer grandes aglomeraciones, sin hacer grandes asambleas, trabajar mano a mano con lo que es la parte logística, la parte argumental y de difusión, porque estamos convencidos de que otra de las dificultades grandes que tiene esta campaña es que son 135 artículos que se han debatido y se ha llegado al consenso de derogarlos, recorre muchos temas y se requiere información para explicar por qué el movimiento social está juntando firmas».

Se inauguró policlínica en el barrio Las Flores de Artigas impulsada por AEBU y vecinos de la zona

Se inauguró policlínica en el barrio Las Flores de Artigas impulsada por AEBU y vecinos de la zona

Este jueves se inauguró la Policlínica del Barrio las Flores en Artigas, en impulsada por vecinos junto a AEBU en ese departamento, su Sala Principal fue nombrada en homenaje al compañero Avelino Cordero.

En la inauguración estuvieron presentes, además de las autoridades locales y del Ministerio de Salud, Martín Ford, secretario de interior de AEBU y Pablo Andrade, integrante del equipo de la secretaría de prensa y propaganda de AEBU. Cristian Ibarra, presidente de la seccional de AEBU en Artigas nos contó sobre el proceso que esta semana se concreta con una policlínica nueva, que atenderá a cientos de familias, y también sobre otras iniciativas que se vienen llevando adelante por compañeros y compañeras de AEBU en ese departamento.

Durazno: Solidaridad que alimenta la esperanza

Durazno: Solidaridad que alimenta la esperanza

Distintas acciones solidarias que se desarrollan en diferentes puntos del país. En este caso, vamos a hablar del departamento de Durazno. Estuvimos conversando con Flavia Berrondo, presidenta de la seccional de AEBU en ese departamento, que nos estuvo contando sobre la iniciativa entorno a los merenderos  de cara el mes de enero con el objetivo de sostener estos espacios de alimentación para niños y niñas en un momento del año en el que se presumía iba a a ser más complicado para las organizaciones barriales, para las referentes zonales, conseguir donaciones de alimentos.

Esta campaña, denominada «La solidaridad que alimenta la esperanza», contó con la colaboración de los afiliados y afiliados de Durazno, el apoyo del consejo central así como de la sociedad del departamento que se acercó a colaborar.

[FOTO: 14/5/2020 Irene Rügnitz – Olla solidaria «Caritas sonrientes», Durazno]

Milagro Pau: «Ha sido un año de aprendizaje y de estrechar lazos en el movimiento social»

Milagro Pau: «Ha sido un año de aprendizaje y de estrechar lazos en el movimiento social»

Seguramente, los recuerdos colectivos sobre el 2020 tengan que ver con un año marcado por una pandemia, que complicó la vida de trabajadoras y trabajadores en todo el mundo, y que en Uruguay tuvo un desarrollo particular.

También fue el primer año de un gobierno menos atento a las dificultades de las mayorías, que según la CEPAL fue el que menos invirtió en la gestión para minimizar los efectos sociales y económicos de la pandemia, que sobre el final también tiene complicaciones para el control sanitario, con la multiplicación de los contagios y la imposibilidad de rastrearlos.

Pero en el 2020 también estuvo presente la organización, la solidaridad y las reivindicaciones, vinculadas a la emergencia sanitaria y también a otras emergencias de la sociedad, especialmente desde una perspectiva de género. La desigualdad de género no cesó frente a otras problemáticas que a simple vista a algunos pudieran parecerles más importantes. 

No solamente la violencia hacia las mujeres no cesó, tuvo un nuevo capítulo en el confinamiento, con mujeres en cuarentena con sus agresores. Un poco más allá, no tan emergente, pero real y cotidiano, la crisis social y económica recae sobre las mujeres jefas de hogar. Con cada vez más desocupadas o en seguro de paro. 

También las mujeres estuvieron sosteniendo las ollas populares, tal cómo indica el informe de la Facultad de Ciencias Sociales: del total del trabajo no remunerado en las ollas, un 60% fue realizado por mujeres.

A pocos días de que termine el año, conversamos con Milagro Pau, titular de la comisión de Género, Equidad y Diversidad de AEBU y referente de esta misma secretaría en el PIT CNT.