Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

El exgerente general de la Caja Bancaria, Julio Pose, defendió la viabilidad y el modelo de financiamiento del instituto, y criticó algunas posturas de la Comisión de Expertos en Seguridad Social.

En diálogo con Camacuá y Reconquista, Pose señaló que desde la Comisión «hay una revalorización del sistema mixto y las AFAP, hay una pretensión de valorizar eso», sin embargo afirmó y argumentó que «las AFAP no fueron exitosas», ya qye «el promedio de las pasividades que pagan anda por los 7 mil pesos».

Además, agregó que «la única aseguradora que está dispuesta a pagar la renta vitalicia es el Banco de Seguros del Estado», por lo que «si no existiera esta empresa pública, el sistema se habría caído por sí solo».

En cuanto a la viabilidad de la Caja Bancaria, Pose explicó detalladamente las etapas previstas y su cumplimiento. Además, sostuvo que el de la Caja «fue el único planteo original que incorporó en sus últimas proyecciones el tema de la pandemia y su impacto», y destacó que «la presentación que se hizo fue votada por unanimidad del Consejo Honorario».

El tema de la Prestación Complementaria Patronal (PCP) también fue motivo de explicaciones de Pose, que ante algunos comentarios de integrantes de la Comisión, enfatizó que «ni es un impuesto ni es un adicional al aporte por nómina». También aportó el dato de que «hoy la PCP es prácticamente un quinto del financiamiento total del sistema».

Por último, quien fuera integrante del Consejo Honorario de la Caja Bancaria representando a los trabajadores, opinó que «la situación de pandemia no es el mejor momento para hacer grandes reformas» y, a la espera del primer borrador del proyecto de la Comisión de Expertos que se prevé para el 28 de mayo, el grupo de trabajo conformado en el sindicato proseguirá con «el estudio profundo de variables y realidades para ver dónde nos posicionamos».

Los puntos sobre las íes: el falaz relato que se intenta construir sobre la Caja Bancaria

Los puntos sobre las íes: el falaz relato que se intenta construir sobre la Caja Bancaria

Eduardo Larralde

por Camacuá y Reconquista

El economista Eduardo Larralde, integrante del Consejo Honorario de la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias (CJPB) en representación de los trabajadores activos, estuvo este jueves en Camacuá y Reconquista y desmintió algunas falsedades o medias verdades que se repiten en torno a la reforma de las seguridad social.

Luego que finalizara el diagnóstico por parte de la Comisión de Expertos, en este momento se cursa la etapa de espera hasta que la CESS dé a conocer su proyecto. Mientras tanto, en declaraciones a la prensa «se advierte la construcción de un relato», según manifestó Larralde, y se perciben «señales muy claras de cuáles son las intenciones y concepciones de quien lidera la CESS».

Ante esta situación, el consejero de la Caja Bancaria entendió pertinente poner «los puntos sobre las íes sobre algunas cosas que se dicen por la mitad, o se dicen de alguna manera que falsea la verdad».

En primer lugar, señaló que «la seguridad social es un derecho humano» y que por lo tanto «el sistema debe diseñarse en función de cumplir ese derecho humano y no al revés». Además, aclaró que la CJPB recibe del Estado unos 10 millones de dólares anuales, pero aporta a las arcas estatales una cifra sensiblemente mayor: 55 millones.

También advirtió Larralde que se dice que «todas las cajas están en dificultades, como si todo fuera lo mismo, y eso no es así». «La CJPB es sostenible y, según los estudios, tiene capitalización completa», agregó, y subrayó que, al contrario de lo que declaran otros actores, «en la Caja Bancaria no hay privilegios».

Siendo que la CJPB posee un sistema previsional sostenible, suficiente y con amplia cobertura, ¿por qué concita tanta atención y recibe este tipo de ataques? «Porque somos un muy mal ejemplo», ironizó Larralde, «somos un sistema de seguridad social que es solidario y que funciona».

Reforma de la seguridad social: para AEBU «no hay marcha atrás» con la PCP

Reforma de la seguridad social: para AEBU «no hay marcha atrás» con la PCP

Leonardo Di Doménico

por Camacuá y Reconquista

El pasado viernes finalizó el período de diagnóstico de la Comisión de Expertos en Seguridad Social, el cual tuvo la presencia de AEBU en dos audiencias. Uno de los integrantes de la delegación, Leonardo Di Doménico, conversó sobre la reforma y la posición sindical en Camacuá y Reconquista.

El compañero analizó primariamente la «fuerte tendencia economicista de la reforma», a la cual catalogó como «una reforma vinculada a la contracción de los egresos y no a la búsqueda de alternativa de ingresos». A su vez destacó «la responsabilidad, la seriedad y el compromiso de AEBU» en las dos instancias en las que compareció ante la Comisión.

Consultado específicamente por la PCP, la Prestación Complementaria Patronal, Di Doménico dejó bien en claro que «no es un impuesto que se traslada a la población, como se ha pretendido hacer valer desde algunos integrantes de la Comisión». «No se cobra a los clientes, y es un costo operativo más de las empresas que no es determinante», agregó.

Además, para ejemplificar que «no hay una traslación» del costo de la PCP a los usuarios del sistema financiero, Di Doménico informó que «las empresas que menores aportes hacen a la Caja Bancaria vía PCP (como son las administradoras de crédito) son las que mayores tasas de interés cobran».

Otro de los valores fundamentales de la PCP es que «regula y mitiga los efectos de la reducción del empleo por la innovación técnica», explicó el integrante del Consejo Honorario de la Caja Bancaria en representación de los trabajadores. «Menos trabajadores, con más tecnología, creamos más valor para las empresas. Ahí se resume el futuro de la sustentabilidad previsional», subrayó.

Di Doménico expresó también que la PCP, «en tanto instrumento, no persigue un fin en sí mismo» y que para AEBU «no hay marcha atrás» con su existencia. «Estamos dispuestos a buscar alternativas de orden paramétrico para mejorar la aplicación de la PCP, pero no estamos dispuestos a ir hacia atrás en cuanto a su eliminación», sentenció. «Es una posición política consolida del sindicato», remarcó, y adelantó que «si hay un motivo de conflicto generalizado, puede ser este».

Ante algunas voces que afirman lo contrario, Di Doménico sostuvo que «la reforma del 2008 (de la Caja Bancaria) le ahorra problemas al país, porque cualquier modificación que suponga la alteración de los equilibrios previsionales alcanzados, automáticamente genera un durísimo impacto material sobre el sistema financiero y las cuentas públicas».

De aquí en adelante, contó el compañero, «AEBU se va a desdoblar en distintos planos en su accionar». «Vamos a tensar todas las líneas de acción sindical que prevé el estatuto. Vamos a ir al máximo, con los cuidados de la emergencia sanitaria. No precipitándonos ni adelantándonos a los hechos, pero sí actuando proactivamente», añadió.

Por último, enfatizó que como gremio «no estamos asumiendo una posición corporativa, sino una posición de integrarnos a esta reforma en todos sus componentes», y enumeró como alguno de los objetivos centrales de este proceso «que esta reforma no termine siendo un fracaso, una reforma precipitada, una reforma fiscal encubierta, y que esté soportada sobre grandes consensos políticos y sociales en el país, que no sea una reforma de pocos».

 

Foto: Nicolás Celaya / adhocFOTOS

Asamblea Nacional de Delegados aprobó mociones de resolución del Consejo Central

Asamblea Nacional de Delegados aprobó mociones de resolución del Consejo Central

Este miércoles se celebró una nueva Asamblea Nacional de Delegados de AEBU, con el respaldo total de los compañeros a las tres mociones presentadas por el Consejo Central: dos de ellas fueron aprobadas por unanimidad y una recibió apenas una abstención.

La primera moción hace énfasis en la defensa de la Caja Bancaria, la reforma del 2008 y su protección ante los embates que atentan contra el principio de solidaridad de la seguridad social. La segunda tiene que ver con la vigencia de la lucha por los Derechos Humanos y la tercera consiste en la aprobación de los balances contables del sindicato. Leer las mociones completas aquí.

El evento fue emitido en vivo por Radio Camacuá y por el canal de YouTube de AEBU. Para ver la transmisión completa de la AND en video podés acceder aquí.

A continuación seleccionamos los audios de las principales intervenciones de la Asamblea, para volver a escuchar.

Informe Consejo del Sector Financiero Privado

 

Fotos: Santiago Gómez

Reforma previsional debe vincularse con futuro del trabajo

Reforma previsional debe vincularse con futuro del trabajo

Si analizamos el conjunto de nuestra previsión social podemos establecer dos sectores bien definidos: aquellos que reciben una cada vez mayor asistencia del Estado, la Caja Militar y el Banco de Previsión Social (BPS) por un lado, y por otro las tres cajas paraestatales. Fundada en 1925, la Caja Bancaria va camino ya de cumplir 100 años; la Notarial, instituida en 1941 se acerca a los 80, y la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios —establecida en 1954— se acerca a los 70. Son instituciones históricamente arraigadas que, con una importante participación de los beneficiarios en su conducción, mantienen su solvencia y sus prestaciones.

Por el contrario, las entidades que necesitan un reequilibrio en su funcionamiento son el BPS, con 700 mil beneficiarios, y la Caja Militar con 60 mil beneficiarios. Ambas recibirán en 2020 una asistencia de alrededor de 700 millones de dólares cada una. Ante estas realidades se produjo una situación bastante particular: el desfinanciamiento de estas dos cajas condujo a la coalición de gobierno a resolver, en la Ley de Urgente Consideración, la constitución de una comisión especial para reformar todo el sistema, incluyendo a los institutos que funcionan con total normalidad. Esta comisión tendrá 180 días para estudiar la situación de la seguridad social y proponer un proyecto de reforma. El deseo expresado por el Gobierno es que en 2021 sea aprobada una reforma total de la seguridad social.

Al comenzar a funcionar el jueves 5 de noviembre la citada comisión especial, la Caja Bancaria presenta un panorama de estabilidad, solvencia y viabilidad de largo plazo. Todos sus cálculos actuariales explican que tiene más de 50 años de viabilidad proyectada, todo lo cual fundamenta que este instituto deba preservarse en su autonomía e independencia.

Este equilibrio económico y financiero y las muy fundadas proyecciones de futuro están basadas en una contribución extraordinaria que realizan tanto los jubilados como los activos y las empresas, que supera a la del régimen general. Este diferencial permite a Caja Bancaria brindar jubilaciones y pensiones comparativamente mejores, basadas en la aportación mayor que los trabajadores del sistema financiero realizan a lo largo de toda la vida laboral.