Para Familiares, hallazgos del Ministerio de Defensa confirman una vez más que «los archivos existen»

Para Familiares, hallazgos del Ministerio de Defensa confirman una vez más que «los archivos existen»

Funcionarios del Ministerio de Defensa Nacional (MDN) encontraron en el Grupo de Artillería 5 de Montevideo archivos de inteligencia y operativos militares previos y posteriores al golpe de Estado de 1973, según divulgó el diario El País este domingo.

Se trata de cinco libros y dos carpetas en los que se registran órdenes del Servicio de Información y Defensa (SID) y el Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). La unidad militar dónde fueron encontrados estos documentos funcionó como centro clandestino de detención y tortura de presos políticos entre 1972 y 1973.

Ignacio Errandonea, de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, dijo a Radio Camacuá que se confirma nuevamente algo que vienen afirmando hace muchos años, «que los archivos existen, que están guardados y los mantienen ocultos, es una nueva prueba de que los archivos existen».

Familiares se reunirá esta noche para definir de qué manera solicitará al MDN la información encontrada, luego de que se refute lo dicho por «todos los comandantes en jefe de las FFAA que no tenían más información». Con respecto al destino de la documentación encontrada, Errandonea explicó que hasta el período pasado de gobierno, iban a la Secretaría de DDHH para el Pasado Reciente. Actualmente la Institución Nacional de DDHH (INDDHH) tiene una copia de gran parte de esos archivos «, al igual que Familiares.

 

 

Familiares condenó impunidad en los Tribunales Militares

Familiares condenó impunidad en los Tribunales Militares

Este viernes Madres y Familiares dieron una conferencia de prensa en el marco del Dìa Internacional del Detenido Desaparecido que se conmemora este 30 de agosto. En la conferencia se refirieron a las «brutales confesiones” que surgen de las actas del Tribunal Militar de 2006, a las que se ha accedido a través de una solicitud de acceso a la información pública.

Integrantes de Madres y Familiares exhortaron a los legisladores de todos los partidos a votar el desafuero del ex Comandante de las FFAA -hoy senador- Guido Manini Ríos para que pueda presentarse ante la Justicia que investiga si omitió información a sus superiores sobre el asesinato de Roberto Gomensoro Josman. El ex teniente coronel José Nino Gavazzo declaró a instancias de un Tribunal de Honor haber tirado el cadáver de Roberto Gomensoro Josman al río Negro.

 

[FOTO: Caras y Caretas]

Con gran espectáculo musical se inaugura este jueves la plaza Luisa Cuesta

Con gran espectáculo musical se inaugura este jueves la plaza Luisa Cuesta

En La Trama hablamos con Diego Olivera, militante de AEBU y integrante de la comisión vecinal que se propuso recuperar el espacio baldío al lado de una cooperativa de viviendas en Lima y Francisco Acuña de Figueroa para hacer una plaza que hoy es una realidad y popularmente se la conoce como «Plaza Luisa Cuesta».

Si bien la normativa en Montevideo no permite incluir en el nomenclátor del departamento a personas que han fallecido hace menos de diez años, con la excepción de cinco, popularmente la plaza ha sido nombrada en homenaje a una de las referentes de la lucha por verdad y justicia en Uruguay, con el apoyo de la organización de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos en Uruguay, la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y la Federación Uruguaya de Cooperativas de Viviendas por Ayuda Mutua (FUCVAM).

Este jueves, a partir de las 19.00, se dará inauguración oficial a la plaza, donde se encontrarán vecinos y vecinas de La Aguada, el alcalde del Municipio B, Carlos Varela e integrantes de organizaciones que apoyan la iniciativa. La jornada abrirá con Ras Shanti, banda de la zona, y seguirá con Pa Entrar en Calor, Agarrate Catalina y Metele que son pasteles. 

Uruguay tendrá su primer Archivo Oral de la Memoria

Uruguay tendrá su primer Archivo Oral de la Memoria

Este jueves el Museo de la Memoria presenta el primer Archivo Oral de la Memoria de Uruguay. En La Trama hablamos con Ana Sosa, coordinadora del archivo y Gimena Ouviña, quien realiza entrevistas en el marco de este proyecto.

Durante tres años de trabajo se generaron más de cien testimonios en registro audiovisual de personas que de alguna manera se vieron afectadas por el terrorismo de Estado.

El Museo de la Memoria, a través de su Archivo Oral de la Memoria promueve el acceso a éstos testimonios, los cuales forman parte del pasado reciente de Uruguay y su identidad.

La presentación será este jueves 12, a las 18.30, en el Salón Rojo de la Intendencia de Montevideo. 

9 de julio 1973, «a las cinco en punto»

9 de julio 1973, «a las cinco en punto»

En esta edición de Hay fechas que no podés olvidar, vamos a recordar la manifestación  del 9 de julio de 1973,  a las cinco de la tarde, trece días después del golpe de Estado y del inicio de la huelga general convocada por la Convención Nacional de Trabajadores (CNT).

Ese día miles de uruguayos y uruguayas se congregaron en la avenida 18 de Julio, en un acto de resistencia ejemplar e icónico de la ciudadanía. Es muy recordada también la convocatoria a esta marcha en una audición de Radio Sarandí en la que el periodista Ruben Castillo leyó el poema «Llanto por Ignacio Sánchez Mejía» de Federico García Lorca.

Para conocer más sobre esta movilización conversamos con Luis Iguiní, fundador de la Confederación de Obreros y Funcionarios del Estado (COFE) y de la CNT. Iguiní explicó la situación del país, previa al golpe y la unificación sindical en la conformación de la CNT, necesaria para que fuera posible la huelga general masiva que paralizó al país durante quince días.

«En los años 60s había una crisis muy grande, no había ninguna guerra importante en el mundo, la guerra en Corea había terminado, que le había permitido al país vender fundamentalmente carne, entre otros productos. Se vivía una crisis grande. Eso determinaba enormes manifestaciones, cada vez más grandes. Antes nos habíamos juntado con los estudiantes, en 1958, para lograr la Ley Orgánica de la Universidad, pero había cinco centrales obreras en ese entonces».

Más adelante, ya como CNT, vendrían señales preocupantes dentro de las Fuerzas Armadas (FFAA) y el sistema político del país y de la región: en 1964 se produce un golpe militar en Brasil. Esto llevó -luego de asambleas en todos los lugares de trabajo- a la resolución de que ante un golpe de Estado en Uruguay, se iría inmediatamente a la huelga general con ocupación de los lugares de trabajo.

Ese día llegó: los militares entraron al Parlamento y la CNT comenzó la huelga general: «los lugares de trabajo eran desalojados, uno por uno, venían las camionetas del Ejército. La consigna era aceptar el desalojo» pero rápidamente volvían a ocuparse, cuando se retiraban los militares, explicó Iguiní.

El asedio de los militares -ahora en el gobierno- a los trabajadores durante la huelga general fue constante. Además de sostener las ocupaciones, la CNT buscaba el diálogo con legisladores para restablecer la democracia. «El intento que hicimos de reunir a todos los legisladores fracasó rotundamente, fue solo un diputado colorado que estuvo unos minutos y se retiró», contó Iguiní.

La Huelga General fue la respuesta del movimiento sindical al golpe de Estado y la represión de ese momento. Desde ese miércoles, 27 de junio, la actividad económica pública y privada estaba totalmente paralizada, pero el gobierno empezó aumentar la represión y medidas para detener la huelga: habilitó el despido directo de trabajadores públicos y privados.

Por esto, se resolvió convocar masivamente a una movilización el 9 de julio, para cerrar la huelga a 13 días de haberla puesto en marcha, la CNT junto a otras organizaciones sociales de ese momento, estudiantes de secundaria, de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), también se sumaron partidos políticos de ese momento, como el Partido Comunista y el Partido Nacional. El objetivo, según cuenta Iguiní, era terminar la huelga general «victoriosamente».

“En radio Sarandí Ruben Castillo se las ingenia para organizar un concurso entre los oyentes a quien acertara el nombre del autor de los versos: ‘A las cinco de la tarde…’” poema de Federico García Lorca. “‘A las cinco en punto todos a 18, se dijo de boca en boca’. (Aurelio González)”. Según consta en ¿Qué hacía ud durante el golpe de estado y la huelga general?, de Álvaro Rico (1).

El resultado fue una gran movilización en la que miles de personas llenaron 18 de julio cantando el himno nacional o al grito de “Libertad” y “CNT” (2). «Las fuerzas policiales buscaron la dispersión inmediata pero no lo logran en sus primeros intentos. La gente se reagrupa en bares y comercios» (3). Un recorte de prensa de ese día indica que “tropas del ejército usaron gases lacrimógenos, unidades lanza aguas y efectuaron disparos de rifle sobre las cabezas de una multitud estimada en 8 mil personas”. (4)

«Creímos que ese día habían matado a cientos de personas, porque los militares procedieron con inteligencia -muy raro- usaron balas de fogueo. Lastimaban con los palos que daba la policía, los carros de choque, fuerzas motorizadas», recordó Iguiní. Ante esta situación, era necesario repensar los pasos a seguir. «La idea nuestra era terminar la huelga enteros, sin desgajamientos, sin debilitamiento. Después de esa gran manifestación reunirnos de noche y levantar al día siguiente la huelga. Pero los acontecimientos fueron distintos, ese apaleamiento y la idea de un ametrallamiento» hizo que no se pudieran reunir ese día, «se terminó levantando el 11, los quince días de huelga».

Finalmente, Luis Iguiní valoró la importancia de la unidad en el movimiento sindical, sometida a los desafíos de la huelga general ante el golpe de Estado, la represión y el mantenimiento de la organización sindical durante la dictadura. El dirigente explicó de qué manera entiende que la unificación sindical, influyó en la manera particular en la que se organizó la izquierda social y política en Uruguay.

«Las centrales sindicales que hubo y hay en el mundo responden un 99% a partidos políticos, o partidos de gobierno, o a lo mejor partidos de oposición, si es muy poderoso; o a alianzas. Por lo general, antes era la alianza comunista y socialista en Europa. Así se formaron las grandes centrales. Acá en este país no fue un acuerdo de partidos. En la dirección de la CNT, las tendencias políticas que actuaban en el movimiento obrero eran todas. Comunistas, socialistas, católicos (que tienen su propia central). Pero estaba un grupo muy especial, que eran los anarquistas.»

«Los anarquistas en ninguna parte del mundo han aceptado disciplina y por lo tanto no integraban las centrales obreras. Pero en Uruguay aceptaron estatuto y aceptaron integrar la dirección, aceptaron integrar la CNT. Compañeros de primera línea, te digo dos que los asesinaron en Buenos Aires, a (León) Duarte y a (Gerardo) Gatti, dirigentes anarquistas que eran de la FAU (Federación Anarquista Uruguaya).»

«Esa unidad que se formó a nivel obrero sobrevivió y pervivió también, que es muy importante, la relación fraternal entre los dirigentes (…), eso llevó a que se hiciera el Congreso del Pueblo que ya no fue del movimiento sindical, fueron los chacareros, los barrios (ya los barrios estaban participando de los plenarios obreros de Montevideo), eso dio las condiciones para que la izquierda del país se uniera. Dio las bases para que el Frente Amplio se creara. Esa es la base. ¿Qué va a pasar en noviembre? No sabemos. Hasta ahora ha sido así, se formó gracias a la unidad obrera que ayudó a trasladar la unidad ideológica a otros sectores, no solo los obreros, sino la clase media y fundamentalmente los profesionales, la Universidad, la cultura.»

 

(1) Rico, Álvaro. ¿Qué hacía ud. durante el golpe de Estado y la huelga general?, Editorial Fin de Siglo, 1994. p. 170
(2) Idem. 1
(3) Rico, Álvaro. ¿Qué hacía ud. durante el golpe de Estado y la huelga general?, Editorial Fin de Siglo, 1994. p. 171
(4) Idem. 3

* Audio final: Aureliano González. Extraído de: «A las cinco en punto»  (Documental de José Pedro Charlo). 

Música:
Paco de Lucia – Entre dos aguas (1976)
Alfredo Zitarrosa – Guitarra Negra (1978)