La motosierra llega al Inefop

La motosierra llega al Inefop

Vistos los recortes presupuestales anunciados queda en claro que la inversión social será la más afectada por la política de ajuste del Gobierno.

El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), de conformación tripartita, administra el Fondo de Reconversión Laboral destinado a estimular el desarrollo social y productivo del país, a partir del diseño y la ejecución de políticas públicas en materia de empleo y formación profesional.

Con este cometido, el Inefop en primer término identifica los intereses y necesidades de empleadores y trabajadores, así como los de la población más vulnerable frente a la desocupación. Sobre esa base brinda luego asistencia técnica y formación profesional a empresarios, emprendedores y directivos de empresas, y conduce programas de capacitación para trabajadores en actividad y en seguro por desempleo. Con estos fines proporciona becas y tutorías destinadas a lograr la continuidad educativa de los trabajadores.

Imagen portada: Fachada del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) | Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS (Achivo, 2018).

Editorial de la Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU

El shock

El shock

Mientras se dan los primeros pasos para retomar la actividad en los diversos sectores, sin que ello implique la superación de los peligros propios de la evolución de la pandemia, la sociedad uruguaya se enfrenta a una nueva realidad.

En el libro de la periodista canadiense Naomi Klein La doctrina del shock, se analiza un conjunto de hechos históricos que exhiben algunas de las versiones más descarnadas de las políticas económicas neoliberales. Por ejemplo, la utilización de los impactos psicológicos provocados por desastres o contingencias para que —conmoción y confusión mediante— se concreten reformas impopulares a través de la destrucción violenta del orden económico preexistente.

Para su aplicación se han recorrido diversas alternativas que fueron desde golpes de Estado hasta guerras, desde tsunamis hasta epidemias. El origen del shock puede cambiar, pero el desenlace se orienta siempre al propósito de justificar los aspectos más regresivos de la pérdida de derechos y condiciones de vida de las grandes mayorías.

Escuche el editorial de la secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU.

El shock

por Editorial Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU

Foto Portada: Dan Meyers en Unsplash

Construir unidad nacional

Construir unidad nacional

Nuevo editorial de la Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU.

La crisis sanitaria que viven el país y el mundo ha generado condiciones absolutamente inéditas y de un alcance inimaginable. Ello hace extremadamente difícil vislumbrar siquiera las rutas de salida, tanto en el plano de la salud humana como en el terreno de la economía y de la reformulación del poder en la sociedad.

Nos preparamos para un mundo más pobre donde no todos serán perdedores, y seguramente se produzca la concentración de poder económico más grande de la historia. Nos referimos a un cambio radical en los modelos de control social que están asumiendo las instituciones internacionales, tanto por su desarrollo tecnológico como por el papel emergente de gobierno universal que están asumiendo. Ello nos anuncia un futuro con menor libertad e independencia para los Estados y los pueblos.

Dentro de este marco de referencia resulta un intento arriesgado pero necesario el análisis de la realidad nacional con la crisis aún en ascenso. En el plano sanitario, la contradicción fundamental radica en el debate claramente técnico de la estrategia asistencial, del análisis de la forma de evolución de la pandemia y de evaluación de la capacidad de respuesta del sistema sanitario. Mientras la academia y las recomendaciones internacionales adhieren a la propuesta de cuarentena general, el gobierno busca ganar tiempo. Por ello apela a la conciencia colectiva y a un modelo incremental de control sobre la ciudadanía, para evitar el ingreso a una fase de mayor impacto, que será negativo sobre la economía aunque positivo sobre el combate de la enfermedad.

Mientras se resuelve este dilema sobre la estrategia para enfrentar la pandemia, resulta impostergable abordar los aspectos socioeconómicos que ella implica. Para ello deben establecerse los mecanismos mitigadores de su impacto sobre las condiciones de vida de la población y la sostenibilidad del aparato productivo. Ya se parte en desventaja en este sentido. Al proceso recesivo desatado por el gobierno, expresado en una imponente devaluación, en el ajuste de tarifas con fines recaudatorios y en un incremento del IVA, se suman ahora la pérdida de miles de empleos y una caída brutal del nivel de actividad que impacta sobre los sectores sociales más desprotegidos.

Imagen portada: Mural del artista urbano SpY en el corazón de Bilbao. Foto: Fubiz

Las propuestas del PIT-CNT para que la pandemia no afecte a los trabajadores

Las propuestas del PIT-CNT para que la pandemia no afecte a los trabajadores

En su columna semanal en Radio Camacuá, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, habló sobre la situación que atraviesa el país debido a la pandemia del virus COVID-19 y qué medidas requieren los trabajadores para sufrir menos la crisis.

Pereira hace hincapié en defender los derechos de los más débiles y en generar las condiciones necesarias para que los trabajadores sin acceso a la previsión social (como artistas, feriantes, entre otros) no pierdan su fuente laboral.

Entre otras medidas, el presidente de la central enumera apoyar especialmente a las pequeñas empresas y crear una renta básica de emergencia para los más desfavorecidas.

Escuchá el editorial completo aquí:

A la altura de su pueblo

A la altura de su pueblo

Antes de asumir, el futuro subsecretario de Defensa Nacional, Rivera Elgue, justificó los crímenes militares durante la dictadura sin que el electo presidente ensayara un gesto de rechazo.

En esta editorial de la Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU manifestamos nuestro absoluto rechazo a estas declaraciones. Este no es un problema de oportunidad política. No es un asunto de complicaciones de alianzas o de daños a la imagen del gobierno. Es una cuestión absolutamente republicana. Está en el debe una definición intransigente por el respeto de la democracia. 

Si hoy Uruguay tiene un presidente democráticamente electo es porque la inmensa mayoría del pueblo uruguayo y sus organizaciones lucharon por la defensa de la libertad y de las instituciones, y merece que su presidente esté a la altura de esa entrega.

Escuchá el editorial completo aquí:

 

Editorial

por Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU

 

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS (Archivo, 2018)