Con un año y casi dos meses transcurridos de la emergencia sanitaria en nuestro país, a causa del Coronavirus, la situación económica de muchos sectores sigue en crisis, algunos de ellos en una muy profunda; pero hay otros que, por el contrario, aumentan su riqueza día a día.

Sobre este tema dialogamos este lunes con Fernando Gambera, secretario general de AEBU, para echar luz sobre un sector de la economía que suele ser el más opaco y el menos identificable. «Ubicar a los ricos siempre es mucho más difícil», sostuvo Gambera, quien citó números otorgados por la Comisión Técnica Asesora del sindicato.

Según dichos informes, «la base impositiva de quienes más ganan tiene, fácil, 25 perforaciones» y además en lo que va de la pandemia «salieron del país más de 2500 millones de dólares de uruguayos residentes que fueron a parar a cuentas en el exterior».

Ante esta situación «uno tiene que preguntarse, si es que se le tiene que pedir esfuerzo a todos, ¿por qué a esos no se les pide nada?», se preguntó Gambera. «La demostración palmaria de que los ‘malla oro’ no hicieron ningún esfuerzo son los números que estamos mostrando ahora», agregó, y dejó bien en claro que «no solo no hicieron esfuerzo, se amontonaron la plata y se la guardaron sin que nadie les pidiera ni les sacara ni un codo de pan».

Consultado por la posibilidad que se ponga un impuesto que grave al gran capital, Gambera señaló que podría ser posible, pero «lo que hay que tener es voluntad política» y «no la hay en Uruguay». «No se puede andar festejando el ahorro en situaciones como esta, y hemos visto festejar el ahorro», se lamentó.

Finalmente, Gambera proyectó que «con un punto de imposición al incremento que tuvieron en el año de pandemia, tendríamos un aporte para las políticas sociales que superaría largamente lo que se le ha pedido de esfuerzo a otros sectores de la sociedad».