Conocidas las pautas del Poder Ejecutivo para una nueva ronda de los Consejos de Salarios, la novena, el Consejo del Sector Financiero Privado de AEBU se manifestó en desacuerdo con varias de ellas. Así lo hizo saber, en diálogo con Camacuá y Reconquista, el presidente del Consejo, José Iglesias.

Iglesias explicó que en esta ronda se dividieron las ramas de actividad entre más y menos afectadas por la pandemia, y dentro de las menos afectadas les otorga aumentos menores a las microempresas. «Este es un problema central», según Iglesias, y «va en contra de lo que es la negociación salarial» porque «va a generar diferencias salariales al interior de cada rama».

También criticó el régimen de recuperación previsto por la nueva pauta, el cual «se establece a través de aumentos nominales, que comprenderían por un lado la inflación que el gobierno proyecta y por otro lado un componente de recuperación». Esta recuperación se cumpliría semestre a semestre durante toda la duración del convenio (24 meses), pero «no hay correctivos en el medio, no hay gatillos y al final del convenio se nos establece un correctivo que queda condicionado a la variación de la plantilla», lamentó Iglesias.

Dentro del grupo 14, a cuyos trabajadores representa AEBU, hay subgrupos que están protegidos de esta ronda, como por ejemplo los bancos, procesadoras y tarjetas de crédito, con quienes se logró un acuerdo tras el conflicto del año pasado. También están con convenios vigentes otros subgrupos como la administradoras de crédito. Las empresas que sí entrarán en esta ronda son aquellas con las que no ha habido resolución, entre las que están las compañías de seguros, centrales de redes de pago, servicios financieros y casas de cambio.