Logo-KMK-Camacua

La organización social El Tejano, lleva 30 años trabajando junto a vecinos de La Teja, especialmente jóvenes, en torno a la comunicación, la cultura y el derecho al espacio público. Alejandro Martínez, integrante de la organización, nos contó sobre varios aspectos “preocupantes” de la Ley de Urgente Consideración que se visualizan desde esta perspectiva en el territorio.

En primera instancia, “desde una mirada comunicacional, que intenta hacer circular voces, la mayor cantidad de voces, para construir sociedad, que entendemos que es la forma de hacer circular el poder en un marco democrático”, Alejandro Martínez explicó desde El Tejano, dijo que consideran que “las formas se dieron en la LUC para discutir puntos sustanciales de la ciudadanía, además de su contenido, de cosas que hay en su contenido” fue de “monopolizar la palabra y con ello validar estos mecanismos de validación de la palabra”. “Entendemos que este tipo de mecanismos no incluyen la participación y eso nos preocupa”, puntualizó.

En relación con la participación juvenil, uno de los ejes en los que trabajan, “que los jóvenes puedan ser parte del barrio, que tiene que ver con que puedan ser parte del espacio público”, y visualizan que “la policía es un actor que cada día más regula lo que se puede hacer y lo que no en el espacio público en muchas ocasiones limitando o quitando la posibilidad de reunión o de disfrute de la ciudad, del barrio, por parte de los y las jóvenes”. 

“Entendemos que la LUC da mas poder a las fuerzas policiales y con ello quita garantías y eso es fundamental. Cada vez hay menos garantías para poder estar y ser parte del barrio. Y esta dimensión aunque parezca menor, en relación a seguridad que es algo que está muy en discusión, no lo es. Porque entendemos que quitar  o limitar la posibilidad de ejercer la ciudadanía, de habitar el espacio público, imposibilita la convivencia y esas cosas empeoran la seguridad, no se construye seguridad sacando a los jóvenes del espacio público o quitándole garantías a los jóvenes como ciudadanos y ciudadanos para que puedan disfrutar del espacio público. Esa es otra de las cosas que nos preocupan y que tienen una implicancia importante en el territorio para los vecinos y las vecinas.” 

Después, en relación a los impactos y otros temas, “preocupa de la LUC” lo referido a la educación. Martínez dijo que “este avance de mecanismos privatizadores es un retroceso enorme en materia de la igualdad de oportunidades, el acceso a la igualdad de oportunidades que nos proporciona la educación como derecho”. La falta de acceso a la educación “abre una brecha inevitablemente y para nosotros como organización que trabaja en el territorio nos preocupa muchísimo”.

“Por esas razones y muchas otras es que invitamos a firmar, porque entendemos que firmar abre al posibilidad como sociedad de discutir y nos da tiempo como sociedad también de conocer y debatir sobre la ley y las implicancias que puede tener. Que entendemos que también nuestro rol en el territorio es dar voz a los múltiples actores, que esa es la acción en materia de democracia y construcción de ciudadanía. Por esas razones invitamos a firmar y firmamos para abrir el debate”.