Radio Camacuá
Rain Man, a 30 años de su estreno

Rain Man, a 30 años de su estreno

Ganó todo lo importante que había para ganar en 1988, mejor película, mejor director, mejor actor, mejor guión mejor y hasta un Oso de Oro en Berlín en febrero de 1989.
Dustin Hoffman y Tom Cruise en una película que habla de un tema pocas veces tocado hasta el momento de su estreno en el cine como es el del autismo. Y lo hace de una manera optimista diríamos, sin renunciar al drama ni a la comedia, es una road movie quizás única en su especie, un viaje dónde dos personas totalmente distintas van descubriendo que pueden sentir algo fuera de lo común.
Dos grandes actuaciones, hay que decirlo, una de la Dustin Hoffman, que le terminó valiendo su segundo Óscar como actor (había ganado ya en 1977 con Kramer Vs. Kramer) y un Tom Cruise -en quizás uno de sus mejores papeles- franco, realmente muy creíble en su actuación, hace el complemento perfecto para que esta dupla triunfe. Y para aquellos detractores de Tom, no sé, mano a mano con Dustin Hoffman, vos ves.
Pero para qué seguir nosotros, para eso está el espacio de cine en Volviendo en sí, con ustedes Martín Coitinho y su columna #Cinexperiencia. 
Rain Man (1988) 
  • Dirección:         Barry Levinson
  • Protagonista:    Dustin Hoffman / Tom Cruise
  • Guión:               Ronald Bass / Barry Morrow
  • Música:             Hans Zimmer
  • Fotografía:        John Seale

The Killing of a Sacred Deer, una tragedia griega

The Killing of a Sacred Deer, una tragedia griega

The Killing of a sacred deer (el sacrificio del ciervo sagrado), es un nombre quizás largo para una película, y esto ya es un dato. Yorgos Lanthimos es el director pero también es griego y este quizás sea otro dato.

Esta película es una tragedia -de eso no quedan dudas- y griega además. Resumiendo, vamos hacia la oscuridad, pero de una manera más que interesante. Los hechos, la narrativa, los personajes, la estética y el ritmo está al servicio de esta tragedia y son recursos que el director usa y muy bien. Relaciones que poco se entienden al comienzo pero que generan una tensión y un misterio extremo en pocos diálogos. Colin Farrell (Steven Murphy, un apellido que no es al azar, pensando en la famosa ley y en lo que le depara el doctor) y Barry Keoghan (Martin); un cirujano y un muy particular adolescente de 16 años, empiezan a tejer algo que ya perturba desde el primer instante que se los ve juntos, hasta que en una memorable línea de diálogo -que no dura más de 15 segundos y dicha a las apuradas- Martin termina por detonar todo con un puñado de palabras, da vuelta todo y nos sumerge en una realidad poco creíble, absurda y surrealista, pero que comienza a suceder frente a nuestros ojos y los de la propia familia que arranca un viaje sin retorno.

Anna, la esposa del Dr. Murphy (Nicole Kidman) y sus dos hijos, Kim (Raffey Cassidy) y Bob (Sunny Suljic), se irán perdiendo en la oscuridad de un viaje muy extraño, conducido por Martin y que no sabemos bien -aunque podamos intuir algo- como terminará. Lo cierto es que nada queda finalmente cerrado, creemos que solo una cosa nos queda clara inmediato al final de la película, no quiero que me pase nada de esto.

Pero estamos en Cinexperiencia y acá el que sabe de cine es Mart… uf!… Martín Coitinho… listo, dale play, me bajo acá.

Dirección: Yorgos Lanthimos

Reparto:

  • Colin Farrell / Steven Murphy.
  • Nicole Kidman / Anna Murphy.
  • Sunny Suljic / Bob Murphy.
  • Raffey Cassidy / Kim Murphy.
  • Barry Keoghan / Martin.
  • Bill Camp / Dr. Matthew Williams.
  • Alicia Silverstone / madre de Martin.

Premios: Mejor guión Festival de Cannes 2017 / Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou.