Radio Camacuá
La salud como derecho y no como mercancía: AEBU entregó reconocimiento a médicos del Hospital de Ojos

La salud como derecho y no como mercancía: AEBU entregó reconocimiento a médicos del Hospital de Ojos

AEBU entregó placas en reconocimiento a la labor desarrollada por los médicos cubanos en el hospital de ojos José Martí. Desde su apertura en el año 2007 se realizaron 100 mil operaciones.

La ceremonia “Cien mil miradas recobradas” fue presidida por Fernando Gambera, secretario general de AEBU, Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT, y el presidente del CDA de Jubilados de AEBU, Hebert Díaz. Recibieron el reconocimiento Nadiezda Arredondo, en nombre de la embajada de Cuba y José Hernández, jefe de la brigada médica cubana en Uruguay.

Fueron enviados también reconocimientos a la Dr. Sandra Medina, directora del Hospital de Ojos José Martí y a Leonardo Cipriani, presidente del directorio de ASSE, quienes no pudieron estar presentes en la jornada.

El secretario general de AEBU, Fernando Gambera, comenzó agradeciendo al pueblo de Cuba y a los médicos cubanos por su enorme solidaridad, al tiempo que reconoció su importante labor en el Hospital de Ojos.

Gambera aprovechó para recordar la proximidad del homenaje con el natalicio de José Martí, un 28 de enero de 1853. “Lo que significó Marti para la historia de Cuba queremos unirlo con lo que son las luchas actuales del pueblo cubano”, dijo y agregó que “junto al PIT-CNT somos parte de esa lucha para que de una vez por todas cese el hostigamiento y el bloqueo que sufre Cuba desde hace años”.

“También queremos señalar que junto al PIT-CNT formamos parte de una campaña internacional para que las brigadas de médicos cubanos sean nominadas al premio Nobel de la Paz por las acciones que han desarrollado en todas partes del mundo, desplegando su solidaridad y su atención médica”, mencionó Gambera.

El secretario general de AEBU puntualizó que las brigadas cubanas han desplegado su ayuda incluso en países que históricamente han tenido gobiernos que han sido “poco amigos” con la isla. “Esto nos deja un aprendizaje: pueden bloquear de mil manearas y durante muchísimos años a Cuba, pero la solidaridad no hay forma de bloquearla”, señaló. “Hoy miles de uruguayos han vuelto a ver y han vuelto a tener color en su vida gracias a la tarea de los médicos cubanos. Estas situaciones hacen que se te ilumine el alma”, finalizó Gambera.

Por su parte, Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT, consideró que “la solidaridad del movimiento obrero con Cuba es una cuestión histórica y de principios”. Agregó que al pueblo uruguayo y cubano los “unen enormes lazos de amistad que no ha podido interrumpir el bloqueo impuesto por Estados Unidos; ni siquiera los momentos más duros de dictadura fascista en Uruguay”.

Al igual que Gambera, Abdala aprovechó para recordar el natalicio número 168 de José Martí, por la implicancia de su “visión independentista, soberana, de la unidad de los pueblos de América Latina. Ésos son los valores de pensar un mundo mejor, más humano y más creativo”.

El secretario de la central sindical señaló que “los médicos cubanos hicieron que muchos pudieran ver la sonrisa de sus nietos y de sus hijos. Por eso es que todo el movimiento obrero le tenemos un agradecimiento infinito. Nos demuestra que nos podemos organizar para que la salud no sea una mercancía”.

A su turno, el presidente del CDA de Jubilados de AEBU Hebert Díaz, repasó el inicio del hospital José Martí en Uruguay. Díaz recordó que fue creado en noviembre del año 2007 tras un acuerdo entre los gobiernos de Cuba y Uruguay que había sido firmado dos años antes. “Mucho lamentamos la reciente desaparición física de quien fuera el iniciador de este convenio con Cuba, el doctor Tabaré Vázquez”, dijo Díaz.

El presidente del CDA de Jubilados de AEBU dijo que el convenio nació en la primera presidencia del Frente Amplio y continuó en los dos gobiernos posteriores de esa fuerza política. “Nos congratulamos que el actual gobierno también esté renovando este convenio. Nos parece una actitud loable”, señaló.

“Tenemos que recalcar la actitud del actual presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, quién reconoció el trabajo que se ha hecho en el Hospital José Martí y prometió descentralizar la atención para que los pacientes no tengan que viajar a Montevideo. Son objetivos muy buenos que tenemos que reconocer”, mencionó Hebert Díaz.

“Queremos manifestar el más sincero agradecimiento a las brigadas cubanas que realizan una labor comprometida y profesional, trabajando junto a médicos uruguayos de forma mancomunada. Continuamente estamos recibiendo testimonios por parte de nuestros afiliados, pacientes que han sido operados, que agradecen el tratamiento afectuoso y solidario que reciben”, finalizó el presidente del CDA de Jubilados de AEBU.

Nadiezda Arredondo, recibió la placa de reconocimiento en nombre de la embajada de Cuba. Señaló que “los integrantes de la brigada, fieles exponentes de nuestros principios solidarios e internacionalistas, se han ganado el cariño y la admiración de los pacientes y de todo el pueblo uruguayo, que lo ha reflejado en incontables muestras de agradecimiento. Al pueblo uruguayo le agradecemos su confianza y hospitalidad. Nuestro personal de salud continuará cumpliendo con el deber de contribuir a mejorar la salud, con único fin: devolver la esperanza a quien más lo necesita”.

Por otra parte, Arredondo agradeció las acciones llevadas a cabo en Uruguay para que el Contingente Internacional cubano de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias sea nominado al premio Nobel de la Paz. “Legisladores y catedráticos uruguayos se cuentan dentro de las personalidades que han hecho efectiva la nominación ante el comité Nobel”, mencionó.

Por último, hizo uso de la palabra José Hernández, jefe de la brigada médica cubana en Uruguay. “Nos sentimos orgullosos por este reconocimiento por parte de la clase obrera uruguaya. La brigada médica cubana trabaja desde el año 2007 en Uruguay. En estos 13 años arribamos a las 100 mil cirugías, que hemos realizado como parte del deber que nos compete como profesionales de la salud”, dijo.

“Nos sentimos a beneplácito en esta etapa de nuestras vidas en la que estamos trabajando y compartiendo con el personal de salud de Uruguay. Realmente es algo muy formativo para nosotros. Sentimos la hermandad latinoamericana de la que somos parte cubanos y uruguayos”, señaló José Hernández.