Luego de la reunión del Comité de UNI Finanzas en San Pablo, los compañeros que representaron a AEBU, Pedro Stéffano y Neri Marset, tuvieron la posibilidad de trasladarse al sindicato de Lula Da Silva para tener un encuentro con él, justo en las horas previas a su encarcelamiento.

A su regreso Neri Marset charló con Camacuá y Reconquista, y contó cómo vivió ese momento y qué sensaciones le quedaron. “Es una situación de mucha impotencia”, narró, y agregó que lo principal para ellos fue “manifestar nuestro apoyo” y “hacerle saber que también son luchas nuestras“.

Además, contó cuál fue la respuesta de Lula y el mensaje que les dejó: “Que no bajen los brazos y que la lucha sigue en nosotros. Que las ideas no pueden ser encarceladas, que nos quedemos tranquilos que no nos pueden encarcelar a todos”.

Para Marset no hay que perder de vista que “Brasil es el termómetro del continente” y que “lo que pasa en Brasil muchas veces determina lo que pasa en el resto de los países de América Latina”, por lo tanto hay que estar alertas y redoblar la lucha “haciendo uso de nuestras libertades para proteger las libertades de otros que están siendo pisoteados“.