AEBU Fútbol se sumó a campaña de recolección de firmas contra la LUC

AEBU Fútbol se sumó a campaña de recolección de firmas contra la LUC

Juan Ignacio Ramos

por Camacuá y Reconquista

La campaña de recolección de firmas para llevar a referéndum la derogación de 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración sigue sumando adherentes, y este fin de semana se sumó el plantel de AEBU Fútbol con una «barriada» en la Rambla Sur, en las inmediaciones de la plaza República Argentina, donde está su cancha.

Juan Ignacio Ramos, integrante del equipo, contó a Camacuá y Reconquista que dentro del grupo se instaló el interés por abordar temáticas extrafutbolísticas. «Somos jugadores que compartimos la preocupación por diferentes temas de actualidad y política, y encontramos en AEBU un lugar desde donde participar activamente», señaló.

Luego de un relevamiento y una conversación a la interna, el plantel decidió participar de la campaña de las firmas contra la LUC y salir a la calle. «Hablamos con Juan Fernández (responsable de la comisión AEBU Firma) para ponernos a disposición y coordinar cómo podíamos hacer», contó Ramos, agregando que «nos dieron las papeletas y todas las indicaciones».

La primera jornada de recolección fue el pasado sábado 16 de mayo, en la que juntaron unas 25 firmas, lo que fue «un resultado muy satisfactorio» para ser la primera vez y la cantidad de horas destinadas.

Desde AEBU Fútbol, concluyó Ramos, «reivindicamos la pata social que ha tenido AEBU en toda su historia». «AEBU Universitario es más que simplemente un cuadro de fútbol, sino que también llevamos con mucho orgullo el nombre y el escudo de AEBU. Queremos ser protagonistas de la lucha de AEBU en la sociedad en general», expresó.

No a todos les va mal: sectores agroexportadores acumulan riqueza en medio de la pandemia

No a todos les va mal: sectores agroexportadores acumulan riqueza en medio de la pandemia

La soja aumentó 40% su precio en dólares de un año a otro (llegando al máximo histórico alcanzado en 2013). El arroz aumentó un 20%. La leche en polvo está a 4 mil dólares la tonelada (aumentó 50% de un año a otro). Éstos son algunos ejemplos de sectores agroexportadoras que están mejor que antes de la pandemia. Sin embargo, el gobierno decidió que no aporten para salir de la crisis. Dialogamos con el economista Bruno Giometti del Instituto Cuesta Duarte.

Giometti advirtió que los mencionados “no son sectores generadores de empleo de forma inmediata. Son sectores que para que esa mayor riqueza que generan se derrame al resto de la economía lo mejor es que hagan un aporte extraordinario de forma impositiva, ya que no son sectores generadores de empleo”.

El economista del Cuesta Duarte señaló que “con la pandemia vimos una agudización de las desigualdades”.

En Uruguay las cifras son elocuentes: a poco mas de un año del comienzo de la pandemia se perdieron 60 mil puestos de trabajo y 100 mil nuevas personas cayeron por debajo de la línea de pobreza.

La situación traerá consecuencias muy dramáticas si no se toman medidas a corto, mediano y largo plazo advirtió el economista Giometti, al tiempo que valoró como “insuficientes” las que el gobierno ha decidido”.

Desde 1 de abril del año pasado el movimiento sindical está haciendo propuestas al gobierno, que lamentablemente no han sido escuchadas. A modo de ejemplo, Giometti considera que el país “tiene margen para endeudarse, sobretodo teniendo en cuenta que gastar ahora es necesario para no tener que gastar más dentro de un tiempo para arreglar todos los daños que está generando en la economía y la sociedad esta pandemia. Es algo así como `lo barato sale caro´”.

“Uruguay está en condiciones de acceder a créditos que le permita gastar más de lo que está gastando para salir de la crisis. Y eso no va a implicar que se pierda el grado inversor. De hecho, la mayoría de los países similares a Uruguay han aumentado el déficit mucho más de lo que lo aumentó nuestro país. Es parte de las nuevas reglas que se empiezan a instalar pospandemia. No podemos seguir con los manuales de 2019 sobre déficit fiscal cundo estamos en una situación completamente distinta”, criticó el economista.

También advirtió que hay sectores que están generando ganancia durante la crisis y que no se les ha pedido ningúbn esfuerzo. Tal es el caso de las telecomunicaciones, la industria farmacéutica; o rubros vinculados con la producción de commodities como la exportación de materia prima o productos agroindustriales. Giometti señaló especialmente la actividad agroindustrial, los frigoríficos, la industria láctea, la producción de soja, de madera, el arroz.

“Se tiene que grabar la ganancia y el patrimonio de los sectores que les ha ido bien durante la pandemia, y no colectivizar el peso de la crisis en toda la sociedad que está perdiendo empleo e ingresos”, sentenció.

Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

En el 96 aniversario de la Caja Bancaria dialogamos con Julio Pose. El ex gerente general del instituto defendió la viabilidad y modelo de financiamiento de Caja Bancaria, y criticó algunas posturas de la Comisión de Expertos en Seguridad Social.

En diálogo con Camacuá y Reconquista, Pose señaló que desde la Comisión «hay una revalorización del sistema mixto y las AFAP, hay una pretensión de valorizar eso», sin embargo afirmó y argumentó que «las AFAP no fueron exitosas», ya qye «el promedio de las pasividades que pagan anda por los 7 mil pesos».

Además, agregó que «la única aseguradora que está dispuesta a pagar la renta vitalicia es el Banco de Seguros del Estado», por lo que «si no existiera esta empresa pública, el sistema se habría caído por sí solo».

En cuanto a la viabilidad de la Caja Bancaria, Pose explicó detalladamente las etapas previstas y su cumplimiento. Además, sostuvo que el de la Caja «fue el único planteo original que incorporó en sus últimas proyecciones el tema de la pandemia y su impacto», y destacó que «la presentación que se hizo fue votada por unanimidad del Consejo Honorario».

El tema de la Prestación Complementaria Patronal (PCP) también fue motivo de explicaciones de Pose, que ante algunos comentarios de integrantes de la Comisión, enfatizó que «ni es un impuesto ni es un adicional al aporte por nómina». También aportó el dato de que «hoy la PCP es prácticamente un quinto del financiamiento total del sistema».

Por último, quien fuera integrante del Consejo Honorario de la Caja Bancaria representando a los trabajadores, opinó que «la situación de pandemia no es el mejor momento para hacer grandes reformas» y, a la espera del primer borrador del proyecto de la Comisión de Expertos que se prevé para el 28 de mayo, el grupo de trabajo conformado en el sindicato proseguirá con «el estudio profundo de variables y realidades para ver dónde nos posicionamos».

«El directorio del BROU está tratando a los clientes personas como si no hubiera pandemia»

«El directorio del BROU está tratando a los clientes personas como si no hubiera pandemia»

Roberto Umpiérrez

por Camacuá y Reconquista

Roberto Umpiérrez, integrante de la Comisión Representativa del Banco República y el Consejo de Banca Oficial, explicó este jueves en Camacuá y Reconquista los reclamos que lleva adelante el sindicato en cuanto a los créditos sociales del BROU y la defensa de los más necesitados.

El pedido concreto de AEBU, tanto este año como el pasado, fue que se aplazara durante tres meses el cobro de las cuotas de los créditos sociales, la herramienta financiera más utilizada por trabajadores y gente de a pie. Esta medida, explicó Umpiérrez, «no implicaba pérdida para el banco», sin embargo el directorio no la tomó.

En su lugar, los jerarcas decidieron tomar otra medida, que fue crear «un período especial de renovaciones de crédito» con «una gracia de tres meses para la primera cuota», la cual no soluciona el problema de fondo y, aun peor, lo agrava porque se le hace tomar más deuda al usuario.

La medida tomada fue la misma que en el 2020, pero este año la situación es aún peor para aquellos que ya renovaron el año pasado o para los que se encuentran en seguro de paro. «Al que más necesita en este momento, a esa gente el banco la está dejando de lado», sentenció Umpiérrez.

Para el consejero «hay una falta de sensibilidad de parte del directorio que es preocupante», ya que «está tratando a los clientes personas como si no hubiera una pandemia ni una crisis económica». 

La Comisión Representativa del BROU, contó Umpiérrez, acordó por unanimidad «elevar una nota a distintas organizaciones sociales describiendo cuál es la situación», para ponerlas al tanto y para solicitarles su apoyo.

AEBU declara su apoyo y solidaridad a los trabajadores y el pueblo de Colombia

AEBU declara su apoyo y solidaridad a los trabajadores y el pueblo de Colombia

El pasado 10 de mayo, el Consejo Central de AEBU emitió un comunicado oficial declarando su apoyo y solidaridad hacia los trabajadores y el pueblo colombiano, en ocasión de la feroz represión que está recibiendo por parte del Estado.

El secretario de Relaciones Internacionales de AEBU, Gonzalo Pérez, explicó que esta manifestación se debe «al espíritu solidario que tiene el movimiento sindical a nivel internacional, ante cada situación de injusticia que se pueda estar viviendo en algún país hermano».

Pérez criticó al gobierno presidido por Duque, al que tildó de «conservador» y «títere de los Estados Unidos«, y agregó también que las últimas administraciones de derecha en Colombia «han tenido la sistemática política de eliminar a los líderes sindicales, campesinos y a aquellos que ostentan algún cargo a nivel social y que son una incomodidad para la derecha».

Estas protestas, recordó Pérez, «empezaron como un paro llevado adelante por la unidad del movimiento sindical, en reclamo de la eliminación de una ley que tenía que ver con una reforma tributaria» y subrayó que se realizaron siempre «de manera pacífica».

«Vamos a seguir en contacto con los compañeros, brindando nuestro apoyo y solidaridad a los trabajadores bancarios de Colombia, y a todo el pueblo que está sufriendo una represión por parte del gobierno», concluyó el dirigente.

«Si se le pide esfuerzo a todos, ¿por qué a los más ricos no se les pide nada?»

«Si se le pide esfuerzo a todos, ¿por qué a los más ricos no se les pide nada?»

Fernando Gambera

por Camacuá y Reconquista

Con un año y casi dos meses transcurridos de la emergencia sanitaria en nuestro país, a causa del Coronavirus, la situación económica de muchos sectores sigue en crisis, algunos de ellos en una muy profunda; pero hay otros que, por el contrario, aumentan su riqueza día a día.

Sobre este tema dialogamos este lunes con Fernando Gambera, secretario general de AEBU, para echar luz sobre un sector de la economía que suele ser el más opaco y el menos identificable. «Ubicar a los ricos siempre es mucho más difícil», sostuvo Gambera, quien citó números otorgados por la Comisión Técnica Asesora del sindicato.

Según dichos informes, «la base impositiva de quienes más ganan tiene, fácil, 25 perforaciones» y además en lo que va de la pandemia «salieron del país más de 2500 millones de dólares de uruguayos residentes que fueron a parar a cuentas en el exterior».

Ante esta situación «uno tiene que preguntarse, si es que se le tiene que pedir esfuerzo a todos, ¿por qué a esos no se les pide nada?», se preguntó Gambera. «La demostración palmaria de que los ‘malla oro’ no hicieron ningún esfuerzo son los números que estamos mostrando ahora», agregó, y dejó bien en claro que «no solo no hicieron esfuerzo, se amontonaron la plata y se la guardaron sin que nadie les pidiera ni les sacara ni un codo de pan».

Consultado por la posibilidad que se ponga un impuesto que grave al gran capital, Gambera señaló que podría ser posible, pero «lo que hay que tener es voluntad política» y «no la hay en Uruguay». «No se puede andar festejando el ahorro en situaciones como esta, y hemos visto festejar el ahorro», se lamentó.

Finalmente, Gambera proyectó que «con un punto de imposición al incremento que tuvieron en el año de pandemia, tendríamos un aporte para las políticas sociales que superaría largamente lo que se le ha pedido de esfuerzo a otros sectores de la sociedad».