De Game of Thrones (o Juego de Tronos) se pueden decir muchas cosas, tantas que no alcanzaría una columna. Por eso en la última edición de Hablando en Serie, de la que fue protagonista, fue catalogada como una serie de “trama infinita”.

Es que el nudo argumental que tienen las -por ahora- siete temporadas, deriva en una enorme cantidad de subhistorias, con decenas y decenas de personajes que van apareciendo.

Game of Thrones es récord histórico de audiencia y también de premios Emmy. Se transformó en un fenómeno mundial y todavía tiene algo guardado para dar: la octava y última temporada.