Logo-KMK-Camacua

Director de murgas, múltiple campeón del carnaval y polifacético músico. Hijo de Milton Antognazza, histórico secretario general de AEBU y actual dirigente del CDA de Jubilados. Ambas definiciones se ajustan a Rafael Antognazza y de ambas surge la combinación que lo unen de manera imborrable al sindicato bancario.

«En AEBU me hice como persona«, afirmó Rafael en entrevista con La Trama. Desde niño, hasta adolescente y joven, su vida transcurrió en el edificio de la calle Camacuá, al cual, admite, «lo conocía de punta a punta«. Tanto, que lo sentía como propio: «AEBU era nuestro -de los niños-, o por lo menos mío«.

Allí comenzó también su periplo artístico y se vinculó con el mundo carnavalero, del que recuerda hasta los versos de la primera Antimurga BCG. «Mis primeros recuerdos artísticos en mi vida son en AEBU«, sentenció.

Antognazza conversó también sobre el carnaval mayor, analizó algunos momentos históricos de las murgas y confesó que extraña A Contramano, conjunto con el que obtuvo dos veces el primer premio, y que desea que vuelva.