Cuestión de honor

Cuestión de honor

El tema de la violación de los derechos humanos y sus expresiones más tenebrosas —asesinatos, torturas y desapariciones forzadas— continúa lastimando a nuestra sociedad. El silencio de la casta militar y su impunidad limitan nuestra capacidad para cerrar el pasado con la madurez y la sensibilidad que el dolor provocado exige.

Cerrar esa herida, debería ser la prioridad fundamental de todos los actores comprometidos con los derechos humanos, un propósito que conlleva recorrer seria y responsablemente el camino de sacar a luz la verdad y posibilitar la actuación de la Justicia.

La lucha por esclarecer las desapariciones forzadas a manos del terrorismo de Estado pasa por develar lo que permanece oculto y también por la clara identificación de los criminales. La desaparición forzada sigue presente en el ocultamiento de los cuerpos; sobrepasa a la víctima para mantenerse como un crimen permanente sobre toda la sociedad, que no se extingue hasta que se corten de raíz sus efectos.

Imagen portada: Jefes militares en el Ministerio de Defensa Nacional. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS (Archivo, 2016)

Editorial - Secretaría de Prensa y Propaganda de AEBU

Uruguay tendrá su primer Archivo Oral de la Memoria

Uruguay tendrá su primer Archivo Oral de la Memoria

Este jueves el Museo de la Memoria presenta el primer Archivo Oral de la Memoria de Uruguay. En La Trama hablamos con Ana Sosa, coordinadora del archivo y Gimena Ouviña, quien realiza entrevistas en el marco de este proyecto.

Durante tres años de trabajo se generaron más de cien testimonios en registro audiovisual de personas que de alguna manera se vieron afectadas por el terrorismo de Estado.

El Museo de la Memoria, a través de su Archivo Oral de la Memoria promueve el acceso a éstos testimonios, los cuales forman parte del pasado reciente de Uruguay y su identidad.

La presentación será este jueves 12, a las 18.30, en el Salón Rojo de la Intendencia de Montevideo. 

«El compromiso del pueblo uruguayo con esta causa nos llena el alma»

«El compromiso del pueblo uruguayo con esta causa nos llena el alma»

Bajo una lluvia incesante la 24ª Marcha del Silencio convocó a miles de personas en la avenida 18 de Julio este lunes, bajo la consigna “¡Que nos digan dónde están! Contra la impunidad de ayer y hoy”.

Cada año desde 1996, la organización de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos convoca a la marcha el 20 de mayo. Se trata de un día marcado por los asesinatos de Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, William Whitelaw y Rosario Barredo, en Buenos Aires el 20 de mayo de 1976; y por la desaparición de Manuel Liberoff, el 19 de mayo, en el mismo año y ciudad.

En el comunicado convocante a la  movilización, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, expresaron “un no rotundo a las políticas de olvido. Nos recuerda que el crimen de la desaparición se sigue cometiendo hoy y representa una amenaza permanente para las nuevas generaciones que deben vivir libres y luchar por sus sueños sin esa carga.  Por eso estas marchas son también un abrazo protector para nuestros jóvenes.

También se refirió a la negativa de los partidos que no votaron el pase a retiro de los generales que participaron en el Tribunal de Honor que consideró la actuación de los represores José Nino Gavazzo y Jorge “Pajarito” Silveira: “lamentamos hondamente tener que denunciar a los senadores que pusieron sus rencillas electorales por encima de lo que su investidura les reclama, que es la defensa de la institucionalidad democrática con acciones y expresiones que la fortalezcan y no con eufemismos que los conviertan en cómplices de  un pasado doloroso”.

La Marcha del Silencio partió puntualmente a las 19.00 de Rivera y Jackson. Al tomar 18 de Julio, ocupó varias cuadras de personas con paraguas de diversos colores. Como ocurre tradicionalmente, al pasar el inicio de la marcha por la Intendencia de Montevideo, se escuchó por los altoparlantes ubicados desde Ejido hasta la Plaza Libertad, la lista de desaparecidos y sus rostros se muestran en la pantalla del IMPO. Después de pronunciar “presente” luego de cada una y cada uno de los desaparecidos uruguayos, los asistentes cantaron el himno nacional.

Maria de los Ángeles Michelena, hija de José Michelena (detenido desaparecido en 1977), dijo a final de la movilización que “el discurso recurrente de los militares, es que hubo excesos y que alguna cosa sucedió, pero no reconocen, no se hacen cargo de lo que fue una política de Estado, algo institucional, algo que llevó adelante la dictadura y que incluía la figura de los desaparecidos como figura represiva”.

La semana pasada la oposición no votó en el Parlamento el pedido de venia del Ministerio de Defensa para que se pase a retiro obligatorio a los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, que participaron en el Tribunal de Honor que consideró el caso del represor José Nino Gavazzo y el de Jorge “Pajarito” Silveira.

Con respecto a este hecho, Michelena dijo que hay que destacar es que “en todos los gobiernos, blanco, colorado, e inclusive los frenteamplistas, no hubo una reforma de las FFAA que implicara terminar con la doctrina de la seguridad nacional, y con el rol que se habían autoasignado, y que mantuvieron todos estos años, de alguna manera, intacto”.

Además de esto, dijo, “lo central es que blancos y colorados en lugar de preocuparse por este problema, que atenta contra los valores democráticos, se preocupan de si el secretario de presidencia informó, o si el ministro había dicho o no había dicho, qué hizo el presidente. De hecho, el presidente después tomó una medida, que era la medida esperada, que destituyera, removiera a ese generalato que estuvo apoyando y homologando la idea de que los delitos de lesa humanidad no manchan el honor de las Fuerzas Armadas”.

Por último María de los Ángeles Michelena consideró la cantidad de personas a la Marcha del Silencio como la demostración de que “es el movimiento social que tiene la fuerza desde abajo” para exigirle al Parlamento y los gobernantes “que se den los medios, que se siga investigando, para que aparezcan los restos de los desaparecidos y que la Justicia tenga la palabra. Que lleguemos a encontrarlos

También dialogamos con Ignacio Errandonea, de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, recordó a Luisa Cuesta y dijo que “realmente conmueve el compromiso de toda la gente, de venir con este día, y esta lluvia; el compromiso del pueblo uruguayo con esta causa nos llena el alma”.

Finalmente Errandonea valoró que “se han producido algunos hechos auspiciosos como fueron las sanciones” a los generales que integraron el Tribunal de Honor pero que después recibieron “una bofetada del Parlamento” cuando no alcanzaron los votos para el pase a retiro de esos generales pedido por el Ministerio de Defensa.

“Pensamos que el gobierno tiene todavía medidas para tomar y las debe tomar para vencer a la impunidad. Seguiremos exigiendo justicia y buscando la verdad

El legado de Luisa Cuesta, «un ejemplo a seguir»

El legado de Luisa Cuesta, «un ejemplo a seguir»

Días después del fallecimiento de Luisa Cuesta, en Camacuá y Reconquista conversamos con Ángeles Michelena, hija de José, uno de los compañeros de AEBU desaparecidos en la dictadura, sobre la figura de Luisa y su legado.

«Fue una militante de toda la vida«, señaló Michelena, recordando que «hablaba poco, pero contundente«. «Ese perfil la colocó como un ejemplo a seguir«, sentenció.

Además contó cómo recibió la noticia, y lamentó que a esta altura ya «quedan poquitas madres y es duro aceptarlo«.

Luisa Cuesta, en tu nombre

Luisa Cuesta, en tu nombre

A raíz de fallecimiento de Luisa Cuesta, a sus 98 años de edad, este jueves en La Trama realizamos un programa especial en homenaje a ella, recogiendo voces que hablaran sobre su vida, su lucha y el porqué de su trascendencia.

En primer lugar conversamos con la jueza Mariana Mota, actual directora de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo.

También compartimos la palabra de Raúl Olivera, coordinador ejecutivo del Observatorio Luz Ibarburu, organismo creado en el 2012 con el fin de dar seguimiento a las denuncias penales por violaciones a los Derechos Humanos.

 

Foto principal: Javier Calvelo / adHoc