No a todos les va mal: sectores agroexportadores acumulan riqueza en medio de la pandemia

No a todos les va mal: sectores agroexportadores acumulan riqueza en medio de la pandemia

La soja aumentó 40% su precio en dólares de un año a otro (llegando al máximo histórico alcanzado en 2013). El arroz aumentó un 20%. La leche en polvo está a 4 mil dólares la tonelada (aumentó 50% de un año a otro). Éstos son algunos ejemplos de sectores agroexportadoras que están mejor que antes de la pandemia. Sin embargo, el gobierno decidió que no aporten para salir de la crisis. Dialogamos con el economista Bruno Giometti del Instituto Cuesta Duarte.

Giometti advirtió que los mencionados “no son sectores generadores de empleo de forma inmediata. Son sectores que para que esa mayor riqueza que generan se derrame al resto de la economía lo mejor es que hagan un aporte extraordinario de forma impositiva, ya que no son sectores generadores de empleo”.

El economista del Cuesta Duarte señaló que “con la pandemia vimos una agudización de las desigualdades”.

En Uruguay las cifras son elocuentes: a poco mas de un año del comienzo de la pandemia se perdieron 60 mil puestos de trabajo y 100 mil nuevas personas cayeron por debajo de la línea de pobreza.

La situación traerá consecuencias muy dramáticas si no se toman medidas a corto, mediano y largo plazo advirtió el economista Giometti, al tiempo que valoró como “insuficientes” las que el gobierno ha decidido”.

Desde 1 de abril del año pasado el movimiento sindical está haciendo propuestas al gobierno, que lamentablemente no han sido escuchadas. A modo de ejemplo, Giometti considera que el país “tiene margen para endeudarse, sobretodo teniendo en cuenta que gastar ahora es necesario para no tener que gastar más dentro de un tiempo para arreglar todos los daños que está generando en la economía y la sociedad esta pandemia. Es algo así como `lo barato sale caro´”.

“Uruguay está en condiciones de acceder a créditos que le permita gastar más de lo que está gastando para salir de la crisis. Y eso no va a implicar que se pierda el grado inversor. De hecho, la mayoría de los países similares a Uruguay han aumentado el déficit mucho más de lo que lo aumentó nuestro país. Es parte de las nuevas reglas que se empiezan a instalar pospandemia. No podemos seguir con los manuales de 2019 sobre déficit fiscal cundo estamos en una situación completamente distinta”, criticó el economista.

También advirtió que hay sectores que están generando ganancia durante la crisis y que no se les ha pedido ningúbn esfuerzo. Tal es el caso de las telecomunicaciones, la industria farmacéutica; o rubros vinculados con la producción de commodities como la exportación de materia prima o productos agroindustriales. Giometti señaló especialmente la actividad agroindustrial, los frigoríficos, la industria láctea, la producción de soja, de madera, el arroz.

“Se tiene que grabar la ganancia y el patrimonio de los sectores que les ha ido bien durante la pandemia, y no colectivizar el peso de la crisis en toda la sociedad que está perdiendo empleo e ingresos”, sentenció.

Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

Julio Pose analiza la reforma de la seguridad social: «Las AFAP no fueron exitosas»

En el 96 aniversario de la Caja Bancaria dialogamos con Julio Pose. El ex gerente general del instituto defendió la viabilidad y modelo de financiamiento de Caja Bancaria, y criticó algunas posturas de la Comisión de Expertos en Seguridad Social.

En diálogo con Camacuá y Reconquista, Pose señaló que desde la Comisión «hay una revalorización del sistema mixto y las AFAP, hay una pretensión de valorizar eso», sin embargo afirmó y argumentó que «las AFAP no fueron exitosas», ya qye «el promedio de las pasividades que pagan anda por los 7 mil pesos».

Además, agregó que «la única aseguradora que está dispuesta a pagar la renta vitalicia es el Banco de Seguros del Estado», por lo que «si no existiera esta empresa pública, el sistema se habría caído por sí solo».

En cuanto a la viabilidad de la Caja Bancaria, Pose explicó detalladamente las etapas previstas y su cumplimiento. Además, sostuvo que el de la Caja «fue el único planteo original que incorporó en sus últimas proyecciones el tema de la pandemia y su impacto», y destacó que «la presentación que se hizo fue votada por unanimidad del Consejo Honorario».

El tema de la Prestación Complementaria Patronal (PCP) también fue motivo de explicaciones de Pose, que ante algunos comentarios de integrantes de la Comisión, enfatizó que «ni es un impuesto ni es un adicional al aporte por nómina». También aportó el dato de que «hoy la PCP es prácticamente un quinto del financiamiento total del sistema».

Por último, quien fuera integrante del Consejo Honorario de la Caja Bancaria representando a los trabajadores, opinó que «la situación de pandemia no es el mejor momento para hacer grandes reformas» y, a la espera del primer borrador del proyecto de la Comisión de Expertos que se prevé para el 28 de mayo, el grupo de trabajo conformado en el sindicato proseguirá con «el estudio profundo de variables y realidades para ver dónde nos posicionamos».

«El directorio del BROU está tratando a los clientes personas como si no hubiera pandemia»

«El directorio del BROU está tratando a los clientes personas como si no hubiera pandemia»

Roberto Umpiérrez

por Camacuá y Reconquista

Roberto Umpiérrez, integrante de la Comisión Representativa del Banco República y el Consejo de Banca Oficial, explicó este jueves en Camacuá y Reconquista los reclamos que lleva adelante el sindicato en cuanto a los créditos sociales del BROU y la defensa de los más necesitados.

El pedido concreto de AEBU, tanto este año como el pasado, fue que se aplazara durante tres meses el cobro de las cuotas de los créditos sociales, la herramienta financiera más utilizada por trabajadores y gente de a pie. Esta medida, explicó Umpiérrez, «no implicaba pérdida para el banco», sin embargo el directorio no la tomó.

En su lugar, los jerarcas decidieron tomar otra medida, que fue crear «un período especial de renovaciones de crédito» con «una gracia de tres meses para la primera cuota», la cual no soluciona el problema de fondo y, aun peor, lo agrava porque se le hace tomar más deuda al usuario.

La medida tomada fue la misma que en el 2020, pero este año la situación es aún peor para aquellos que ya renovaron el año pasado o para los que se encuentran en seguro de paro. «Al que más necesita en este momento, a esa gente el banco la está dejando de lado», sentenció Umpiérrez.

Para el consejero «hay una falta de sensibilidad de parte del directorio que es preocupante», ya que «está tratando a los clientes personas como si no hubiera una pandemia ni una crisis económica». 

La Comisión Representativa del BROU, contó Umpiérrez, acordó por unanimidad «elevar una nota a distintas organizaciones sociales describiendo cuál es la situación», para ponerlas al tanto y para solicitarles su apoyo.

Bolsonaro busca tensionar la situación en Brasil hacia un Estado de excepción. Con el docente Paulo Niccoli desde San Pablo

Bolsonaro busca tensionar la situación en Brasil hacia un Estado de excepción. Con el docente Paulo Niccoli desde San Pablo

En Radio Camacuá, conversamos con el docente y sociólogo Paulo Niccoli Ramírez, desde San Pablo, sobre la situación de Brasil en el concierto político regional. Niccoli identifica un debilitamiento de la figura del presidente Jair Bolsonaro. Luego de la resolución del Supremo Tribunal de Brasil de anular las condenas que pesaban sobre Luiz Inácio Lula Da Silva, su figura ha tomado protagonismo en la agenda política al punto que hoy “hasta la prensa se disculpa” con él.

También sectores intelectuales o empresariales, se desmarcan de Bolsonaro y se acercan a la figura de Lula en la crisis que atraviesa Brasil, agudizada por la pandemia por Covid 19. Estas señales se suman a la vinculación de la familia Bolsonaro con el asesinato de la concejala Marielle Franco que costó la salida de su aliado político en la justicia, Sergio Moro, por diferencias sobre la jefatura de la policía en Río de Janeiro.

Para Niccoli, el discurso bolsonarista se sostiene en bases fundamentalmente religiosas, terraplanistas, contrarias a la ciencia, a las que alimenta cada día con decisiones ideológicas, como el rechazo de la vacuna Sputnik V por parte de Brasil, con el objetivo de evitar “al comunismo”. “Al punto que el Ministerio de Salud hizo campaña para que la gente tomara cloroquina”

A nivel militar también se produjeron cambios. El mes pasado los tres jefes de las Fuerzas Armadas “abandonaron el gobierno” porque Bolsonaro quería que actuaran en la seguridad interna. “Sería el primer caso de un Estado de Excepción para que las personas salgan de sus casa en lugar de restringir la movilidad”, advirtió Niccoli.

Esto se da en un momento muy complicado desde el punto de vista sanitario. El sociólogo explicó que en Brasil mueren en promedio 3000 personas por día, que no es un logro al que políticos e instituciones quieran quedar atados. “La situación es dramática, faltan vacunas, incluso a personas que tienen que darse la segunda dosis”, afirmó y agregó que tiene ver con que Ernesto Araujo, anterior canciller “se encargó de pelearse con todo el mundo”.

En este caso “el Centrão”, como se conoce a los grupos políticos partidarios ubicados más al centro, “son los que están comandando a Bolsonaro en este momento, que sacaron al canciller y ahora están revisando también la titularidad de ambiente”.

Los apoyan a Bolsonaro son personas “racistas, muchas defienden una vuelta hacia la monarquía, otros de la dictadura, otros que quieren imponer un mundo religioso en Brasil. Se asemeja mucho a lo que paso con [Donald] Trump. Bolsonaro quiere generar una situación de conflicto, de tensión, para que pueda de alguna manera imponer un Estado de excepción, es lo que ha hecho todo este tiempo”.

[FOTO: 01/01/2019 – Jeso Carneiro]

Para Familiares, hallazgos del Ministerio de Defensa confirman una vez más que «los archivos existen»

Para Familiares, hallazgos del Ministerio de Defensa confirman una vez más que «los archivos existen»

Funcionarios del Ministerio de Defensa Nacional (MDN) encontraron en el Grupo de Artillería 5 de Montevideo archivos de inteligencia y operativos militares previos y posteriores al golpe de Estado de 1973, según divulgó el diario El País este domingo.

Se trata de cinco libros y dos carpetas en los que se registran órdenes del Servicio de Información y Defensa (SID) y el Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). La unidad militar dónde fueron encontrados estos documentos funcionó como centro clandestino de detención y tortura de presos políticos entre 1972 y 1973.

Ignacio Errandonea, de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, dijo a Radio Camacuá que se confirma nuevamente algo que vienen afirmando hace muchos años, «que los archivos existen, que están guardados y los mantienen ocultos, es una nueva prueba de que los archivos existen».

Familiares se reunirá esta noche para definir de qué manera solicitará al MDN la información encontrada, luego de que se refute lo dicho por «todos los comandantes en jefe de las FFAA que no tenían más información». Con respecto al destino de la documentación encontrada, Errandonea explicó que hasta el período pasado de gobierno, iban a la Secretaría de DDHH para el Pasado Reciente. Actualmente la Institución Nacional de DDHH (INDDHH) tiene una copia de gran parte de esos archivos «, al igual que Familiares.

 

 

Un reconocimiento a la importancia histórica del compañero Hugo Cores

Un reconocimiento a la importancia histórica del compañero Hugo Cores

Se reinaguró la calle que lleva el nombre del compañero Hugo Cores.

La jornada contó con la presencia de dirigentes de AEBU, dirigentes sindicales y políticos. También participaron autoridades de la Intendencia de Canelones.

La calle está ubicada en el Pinar, y fue reinaugurada tras un proceso de repavimentación y obras viales que lleva adelante la Intendencia de Canelones.

La ocasión sirvió para recordar la enorme importancia que tuvo Cores para el movimiento social y sindical.

Sobre Hugo Cores

Hugo Cores (1937-2006) fue profesor de historia, egresado del Instituto de Profesores Artigas. Contribuyó a la creación de la CNT, de la cual fue vicepresidente.

Trabajador Bancario, del Banco de Seguros del Estado, fue presidente del consejo del sector financiero oficial de AEBU.

Participó de la Huelga General contra el Golpe de Estado. En la dictadura cívico militar se exilió en Argentina, donde fue secuestrado en el año 1975. Tras pasar 20 días desaparecido es puesto en prisión durante 9 meses para luego exiliarse en Francia.

En el año 1984 retornó a Uruguay luego de pasar por Brasil y Argentina.

«Cores luchó siempre por un mundo mejor. Un mundo de fraternidad, de amistad y de trabajo», destacó Gerardo Galleta Forino, quien detalló la importancia de la jornada desarrollada el día de hoy.