Al rescate de la memoria: conocemos el Proyecto Alba y el Archivo Oral de la Memoria

Al rescate de la memoria: conocemos el Proyecto Alba y el Archivo Oral de la Memoria

Mateo Magnone y Ana María Sosa

por Camacuá Diario

Mateo Magnone, del Proyecto Alba del Municipio B, y Ana María Sosa, del Archivo Oral del Museo de la Memoria, estuvieron este viernes en Camacuá Diario y contaron sobre estas iniciativas y cómo se vinculan con el Jardín y Extensión Escolar de AEBU.

El Proyecto Alba consiste en elaborar una audioguía de la memoria en los barrios que componen el Municipio B, con la participación activa de organizaciones y protagonistas del territorio.

El Archivo Oral de la Memoria pertenece al Museo de la Memoria y recoge testimonios orales y entrevistas disponibles para consulta en el Museo.

Ambos proyectos se cruzaron con AEBU y su Jardín y Extensión Escolar, y están participando del rescate de su memoria y de la iniciativa para colocar en la fachada del Jardín una placa de la memoria.

Clara Nicolini e Isabel Pérez recuerdan los inicios del Jardín: «Éramos como una familia»

Clara Nicolini e Isabel Pérez recuerdan los inicios del Jardín: «Éramos como una familia»

Clara Nicolini e Isabel Pérez

por Camacuá Diario

«Teníamos que pensar todo, desde el mobiliario, el tamaño de las sillas, las mesas, los colores. Fue una experiencia realmente maravillosa». Así recuerda la maestra Clara Nicolini los inicios del Jardín y Extensión Escolar de AEBU en el año 1974.

«Nuestra vida particular se trenzó con la creación de la guardería», agrega Isabel Pérez, también maestra, ingresada a la institución en el año 1975. «Hay mucha cosa junta y compartida, éramos como una familia», rememora.

En diálogo con Camacuá Diario, ambas trajeron al presente vivencias de aquellos primeros años del Jardín, con la dictadura presente y los militares entrando al edificio del sindicato.

Para Nicolini, «lo que pasaba afuera quedaba afuera» y estar en el Jardín «era una manera de salvarnos, de tratar de resguardarnos como docentes». 

A su vez, Pérez destacó que «nuestro interés, nuestro centro, era la formación de niños y niñas, y la felicidad colectiva» y subrayó «la importancia de la complicidad que nosotros teníamos con los padres».

Walter Aguilar y Yolanda Marichal, recuerdos desde la cocina del Jardín de AEBU

Walter Aguilar y Yolanda Marichal, recuerdos desde la cocina del Jardín de AEBU

Walter Aguilar y Yolanda Marichal

por Camacuá Diario

En el marco del ciclo de entrevistas sobre la historia del Jardín y Extensión Escolar de AEBU, este martes conversamos con Walter Aguilar y Yolanda Marichal, dos emblemáticos funcionarios de la institución.

Ambos trabajaron en la cocina del Jardín, aunque también pasaron por tareas como limpieza, telefonía y conserjería. «Éramos de todo un poquito», recordó Yolanda.

Yolanda ingresó en 1981 al Jardín, aún con la dictadura vigente, y lo recuerda como un gran lugar de contención y solidaridad. Walter trabajó durante más de diez años en la cantina del sindicato y en la década del 90 pasó al Jardín, 

Sobre la colocación de una Placa de la Memoria que identifique al edificio de la calle Juan Carlos Gómez, Walter opinó que «se lo merece todo ese grupo de docentes, por todo lo que ha luchado».

Memorias del Jardín y Guardería de AEBU: «La represión no estaba, podíamos ser niños»

Memorias del Jardín y Guardería de AEBU: «La represión no estaba, podíamos ser niños»

Nancy Peré, Eleonora Vega y Marina Sena

por Camacuá Diario

Nancy Peré, Eleonora Vega y Marina Sena, tres exalumnas del Jardín y Guardería Escolar de AEBU en la época de la dictadura, compartieron sus recuerdos de lo vivido allí.

Las tres destacaron el estrecho vínculo con la escuela Chile, las actividades realizadas y la relación especial generada con las maestras y los compañeros.

«Todo funcionaba de una manera solidaria y con mucha comunicación», recordaron, y sostuvieron que «la guardería funcionó como una contención (…) un espacio de compañía, seguridad, tranquilidad y aprendizaje».

Pese a las situaciones duras que atravesaban muchas familias, en muchos casos con padres presos e incluso fallecidos por el régimen militar, las exalumnas recordaron que dentro del Jardín «la represión no estaba, podíamos ser niños».

Con el Profe y el Purrete: «La guardería de AEBU es un símbolo de resistencia de la dictadura»

Con el Profe y el Purrete: «La guardería de AEBU es un símbolo de resistencia de la dictadura»

Milton Antognazza y Ricardo Piñeyrúa

por Camacuá Diario

Ricardo «Profe» Piñeyrúa y Milton «Purrete» Antognazza estuvieron este viernes en Camacuá Diario, donde recordaron historias del Jardín de AEBU y conversaron sobre momentos icónicos en la gestación y desarrollo de este proyecto del sindicato.

Antognazza fue consejero central de AEBU y Piñeyrúa director del sector deportivo, ambos en épocas de dictadura, momento en el cual el sindicato se propone crear un jardín y guardería para los hijos de los afiliados. «Fue una cosa brutal, nos dimos cuenta que la habíamos pegado», dijo el «Purrete» sobre el inmediato éxito de la iniciativa.

Para Piñeyrúa, la construcción del edificio del jardín «fue una obra tremenda y fue pensada con mucho cariño», y subrayó que «la guardería de AEBU es un símbolo de una forma de resistencia a la dictadura». En el mismo sentido, Antognazza señaló que «la guardería tiene mucho que ver en por qué el sindicato quedó siempre abierto».

El «Purrete» recordó a «las maestras que se jugaron la vida» en aquellos años, mientras que el «Profe» valoró el rol de todos los funcionarios de AEBU: «En la medida que caían presos los dirigentes, íbamos asumiendo las responsabilidades».

«Cada día que se abría la puerta de AEBU y veías entrar la columna de chiquilines de la guardería con la túnica celeste para ir al sector deportivo, era una victoria. Era ganar día a día», concluyó Piñeyrúa.